Publicado en: Only Birds por oBirds. Texto original

El pasado 8 de enero fuimos de nuevo a la Janda. El lugar estaba algo inundado, aunque no había llovido tanto como en la última inundación de la Janda que pude presenciar y que destrozó y cortó el camino principal. Es curioso que con poca agua, la tierra recuerde tanto lo que antaño fue, la laguna más grande de la Península Ibérica. Un lugar estratégico para la ruta migratoria de aves más

Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds