Cómo mejorar el transporte en autobús

Publicado en: el ambiente en medio por José Alberto EAEM. Texto original

Parada del Transmilenio


Me suele dar la sensación que cuando se habla de mejorar la movilidad de las ciudades la solución suele basarse en la incorporación de nuevos medios de transporte, como pueden ser el tranvía y el metro. A ello se añade en muchas ocasiones más vías peatonales y nuevos carriles bici. Pero, ¿qué ocurre con el transporte en autobús (guagua)? Salvo reordenaciones en las líneas o la compra de nuevos vehículos más ecológicos no suelo escuchar propuestas para mejorar el sistema en sí. Y sin embargo existen algunas experiencias interesantes o incluso podrían adaptarse algunas soluciones técnicas empleadas en otros servicios públicos.

El autobús, a pesar de no ser un medio de transporte tan vanguardista como otros, tiene algunas ventajas respecto a los medios de transporte guiado. La primera es obvia: no está guiado. Ello supone que aprovecha una infraestructura existente (las calles) que no requiere ser adaptada, haciendo que la implantación de este transporte sea más económica. A su vez, la libertad de movimiento permite que su ruta pueda ser alterada instantáneamente adaptándose a nuevas situaciones (por ejemplo, debido a obras en la ciudad). Existen vehículos de todo tipo de dimensiones que se adaptan a cualquier necesidad. Por último, y unas de las más interesantes, son sus menores limitaciones, como puede ser en cuanto a ángulo de giro o de pendiente. Por el contrario, el autobús suele adolecer de menor puntualidad y  transporta a una menor cantidad de viajeros por vehículo.

Dado que es muy complicado aumentar el número de viajeros por vehículo, vamos a listar algunas  soluciones capaces de mejorar la puntualidad y la velocidad media de cada viaje, que suele ser el mayor problema de este sistema de transporte. Algunas de ellas ya se emplean y otras son propuestas que podrían implementarse:

  • Bono-Bus: Posiblemente es la solución más extendida. Gracias al sistema de prepago y el marcaje automático, permite agilizar la entrada de viajeros.

  • Doble entrada: Se veía en los autobuses londinenses y se puede ver en tranvías como el de Amsterdam. Se puede entrar por dos accesos y en ambos se puede pagar.

  • Carriles bus: Una solución muy extendida. Facilita el tránsito de los autobuses por las ciudades evitando el tráfico dos vehículos privados. Suele compartirse este carril con los taxis y en ocasiones con VAO, vehículos de alta ocupación (vehículo privados que llevan a tres o más pasajeros, por lo general)

  • Calles exclusivas: Es una propuesta que escuché para Las Palmas de Gran Canaria. Consiste en cerrar determinadas calles secundarias al tráfico, excepto para el autobús.

  • Paneles informativos: Realmente no permiten por sí mismos aumentar la velocidad media del viaje, pero sí que el viajero pueda conocer el tiempo estimado para la llegada del próximo autobús, lo que redunda en una mejora del sistema. El problema es que no suelen ser muy precisos.

  • Sistemas Integrados de Transporte Masivo: Es un sistema de transporte con autobuses de gran capacidad que circulan por carriles exclusivos y cuentan con estaciones de parada a donde se acceden previo pago del viaje. A pagar antes de subir, se reduce al mínimo el tiempo de parada de en cada estación. Un ejemplo es el sistema Transmilenio de Bogotá, Colombia.

  • Prioridad de paso en cruces con semáforos: Es común en los tranvías. Consiste en que los autobuses lleven un dispositivo que le permita actuar sobre los semáforos para que den prioridad de paso al transporte público. Me consta que este sistema causa algunas complicaciones en el tráfico, pero no por ello deja de ser un sistema interesante.

  • Autobuses elevados: Una muy interesante propuesta china que permite evitar el tráfico y reducir el tiempo de las paradas, sin necesidad de dotar a las calles de carriles bus exclusivos.


Son propuestas que pueden aplicarse individualmente o combinadas con otras. ¿Comparten estas propuestas? ¿Añadirían alguna otra?

Si les interesa, existe un proyecto europeo que trabaja para diseñar el transporte en autobús del futuro llamado European Bus System of the Future, en el que participa el Centro de  Investigación del Transporte (TRANSyT) de la UPM. Soitu escribió un interesante artículo al respecto.

Imagen: Gerard :-[

Puedes leer y comentar el artículo completo en el ambiente en medio

Entradas relacionadas