La agricultura ecológica ¿puede alimentar al mundo?.

La agricultura ecológica ¿puede alimentar al mundo?.
semillas brotando

Esta es una pregunta controvertida, detrás de la cual se esconden otras, como por ejemplo ¿si nos pasásemos a la agricultura ecológica….
cuántas selvas deberíamos deforestar?.

Puestos a preguntar, podríamos preguntarle también a la agricultura convencional, ¿podrá la agricultura convencional alimentar al mundo en el futuro? ¿y actualmente puede alimentar al mundo?
Esta es pregunta trampa, técnicamente sabemos que sí, pero en la práctica no lo hace, ya que la barrera no es técnica….
También podríamos preguntarnos a nosotros mismos ¿Cuántas selvas salvaríamos si los campos dedicados a cerveza y vino los dedicásemos a alimentar al mundo?
Y es que, hay quien piensa que la agricultura ecológica es una “comida para pijos”. En este sentido, no me cabe duda de que, los afortunados que podemos tomar cerveza y vino (ecológico o no), y conducir coches, y usar móviles, somos unos pijos, y gracias a nuestros caprichos, además de estar destrozando el planeta, estamos matando de hambre, de enfermedades y de guerras a otros, y a veces a nosotros mismos.

Dado el limitado papel que tiene actualmente la agricultura ecológica, tardé bastante en plantearme el problema de la seguridad alimentaria. Mientras la agricultura ecológica juegue un papel modesto, no me parecía mala idea que los países “pijos” dejemos de contaminar, y de sobre-producir alimentos. Al fin y al cabo, visto de forma burda, podía dar una opción a aquellas tierras y pueblos que, por falta de competitividad, se están abandonando en muchos países desarrollados. Apostar por vender calidad en vez de precio, no es una mala opción en este mundo en el que los agricultores apenas cubren gastos, ni cuando la cosecha es mala (porque no producen) ni cuando es buena (porque los precios se hunden).

Sin embargo, el menor rendimiento de la agricultura ecológica es un tema que cada vez preocupa y me preocupa más. A medida que la Agricultura Ecológica se extienda, más importante será esta pregunta junto con otras preguntas:
  • ¿Qué papel tendrán en el futuro los distintos modos de agricultura ecológica”?
  • ¿Algún día la Agricultura Ecológica y la convencional tenderán a un punto en común? ¿o deberán ser complementarias?
  • ¿La necesidad de nitrógeno hará que la Agricultura ecológica permita añadir ciertos porcentajes de fertilizante sintéticos, siempre que se mantengan determinadas prácticas de protección del suelo?
  • ¿Tendrán los transgénicos un papel relevante en esta nueva agricultura ecológica?
He encontrado estudios que analizan algunas de estas cuestiones, pero me han parecido demasiado antiguos para enlazarlos.
Hechas estas reflexiones, trataré de resumir lo que a nivel científico "creo" que hay al respecto de los rendimientos de la agricultura ecológica.

Aunque muchos artículos  concluyen que el rendimiento de la ecológica es entre un 8 y un 25% inferior a la convencional, un reciente meta estudio: “Diversification practices reduce organic to conventional yield gap” concluye que en promedio, la agricultura ecológica tiene un rendimiento un 19,2% inferior. Sin embargo, esta diferencia varía según el tipo de producto cultivado, habiendo productos en los que la diferencia es muy baja, y otros, llega al 30%.
Esto me lleva a pensar nuevamente en un futuro papel combinado AE/AC, en función del tipo de cultivo, tamaño de granja, lugar geográfico….
Además, concluye que, aplicando adecuadamente las técnicas de diversificación y rotación la brecha disminuiría hasta el 4-5%.
Lógicamente, hay quien piensa que, en la medida en que estas técnicas puedan implantarse en los sistemas convencionales, la brecha volvería a aproximarse al 20%.

¿Y qué dice la FAO?
Dice que, aunque es necesaria una mayor evidencia científica, parece que la agricultura ecológica ofrece rendimientos menores en los países más industrializados, y rendimientos mayores en las zonas de secano, con bajos insumos.
Vaya, de confirmarse, podría ser una opción para dar opciones a los agricultores locales de las regiones más pobres....pero como dice la FAO, hacen falta más evidencias.

En otra entrada, discutiré sobre si producir más para tirarlo, y más barato, y más cereales, sirve para paliar el hambre, para generar más obesidad  (muere más gente por obesidad que por hambre) o para arruinar más agricultores. Advierto de que aún no lo tengo claro.




Puedes leer y comentar el artículo completo en: Mhitos de la Agricultura Ecológica.

Un viaje hacia el activismo 2017-03-21 18:20:00


¿Qué está pasando? Muchas abejas mueren, otras enferman, las hay que se desorientan y no son capaces de regresar a la colmena. Proliferan las investigaciones, los informes, las campañas en defensa de las abejas... ¿Por qué tanto interés? 


En su vuelo de flor en flor en busca de alimento, transportan el polen y se convierten en un aliado esencial para la reproducción de las plantas. 
La inmensa mayoría de las plantas silvestres con flor y la tercera parte de los cultivos que nos alimentan son polinizados por animales. Y las abejas son el principal polinizador

Manzanas, peras, melocotones, almendras, aguacates, ciruelas, cerezas, fresas, tomates... una interminable lista de frutas y verduras son polinizadas por las abejas. 
Y también lo son otros cultivos, como la alfalfa, tan importante para la alimentación del ganado. Sólo en Europa, más de 4.000 cultivos dependen de la polinización.

En el continuo declive de las abejas, el modelo de producción agrícola juega un papel importante:
  • Los monocultivos han hecho que se pierda la biodiversidad en los campos y las abejas no pueden encontrar la variedad de alimentos que necesitan. 
  • El uso de plaguicidas tóxicos las envenena. Hay un tipo especialmente dañino, los neonicotinoides, que afectan al sistema nervioso de las abejas y de otros insectos polinizadores.

Se ha conseguido que la Unión Europea prohíba cuatro de estos insecticidas tóxicos, pero es sólo un primer paso, parcial e insuficiente. En España todavía están autorizados más de 300 productos peligrosos para las abejas. 
Es urgente que se prohiban los pesticidas más dañinos y que se apoye decididamente la agricultura ecológica (que además de respetar la naturaleza, produce alimentos saludables, genera más empleo que la agricultura industrial y sirve de impulso al desarrollo rural).




Infórmate, en la web de Greenpeace hay información y vídeos muy interesantes.
Consume productos ecológicos, si los tienes a tu alcance.
Firma la petición al Gobierno español para que proteja a las abejas.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Un viaje hacia el activismo.

El reto de compatibilizar deporte de montaña y conservación

Se acaba de publicar en la Revista Ambienta del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, dedicada en este número al Turismo Sostenible, un artículo titulado “El reto de compatibilizar deportes de montaña y conservación: criterios y experiencias en la Sierra de Guadarrama” en el que damos nuestra opinión acerca de la sostenibilidad del deporte en la Sierra madrileña.

La posición que defendemos (siempre abiertos al debate y a la reflexión) es que el deporte de montaña puede ser compatible con la conservación de los valores naturales y culturales de nuestras montañas y por este motivo es necesario identificar medidas que faciliten y promuevan esta compatibilidad. La mejor forma de trabajar en favor del deporte de montaña es identificar los impactos que generan y plantear la aplicación de medidas correctoras que permitan evitarlos y minimizarlos. Solamente apostando por esta estrategia de futuro se podrá conseguir un equilibrio sostenible entre el deporte y el entorno en el que se practica.

En el artículo revisamos un estudio desarrollado a lo largo del año 2016 sobre competiciones deportivas en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Además se exponen algunos de los proyectos y experiencias en las que estamos trabajando  para intentar compatibilizar las actividades deportivas con la conservación de los espacios naturales. Destacar entre los mismos:

Requisitos ambientales para la sostenibilidad de las carreras de orientación:

Modalidades deportivas como la bicicleta de montaña y especialmente las carreras de montaña, se han popularizado enormemente en los últimos años. Por ello, los organismos gestores del territorio han comenzado a diseñar criterios de regulación de actividades en el medio natural, basadas en estas dos modalidades deportivas. Estos criterios incluyen en la mayoría de casos la prohibición de circular campo a través.

Ello ha generado que un deporte con gran tradición en España pero minoritario como es la orientación esté siendo prohibido en muchas zonas, debido a que su esencia radica en la libertad de elección de recorrido. Cada corredor elige su propia ruta de aproximación a los puntos de control y por tanto, tiene la opción de desplazarse campo a través sobre el terreno.

Teniendo en cuenta que las carreras de orientación tienen su razón de ser en el medio natural, la Federación Madrileña de Orientación (FEMADO) se planteó la necesidad de abordar un proyecto que permitiera poner de manifiesto que estas competiciones pueden y deben ser compatibles con la conservación de la naturaleza.

En este sentido, este proyecto trata de asistir a clubs y organizadores de pruebas de orientación en los principios generales que deben regir las carreras de orientación para asegurar un mínimo impacto sobre el territorio. Para ello se ha elaborado una lista de chequeo que incluye requisitos ambientales a fin de que las carreras no se planifiquen en áreas ecológicamente frágiles y en los momentos óptimos, así como que sean planificadas y ejecutadas de modo que se minimicen los impactos sobre el patrimonio natural. Se ha propuesto que estas consideraciones sean aplicadas de forma piloto durante la temporada 2017 para recabar de los distintos clubs y organizadores de carreras cualquier indicación o sugerencia que pueda permitir mejorar los criterios propuestos y aplicarse de forma obligatoria para todas las competiciones de la liga regional en la temporada 2018.

En la misma línea la Federación Madrileña de Orientación (FEMADO) está desarrollando estudios de impacto ambiental previos de todas aquellas carreras del circuito madrileño de orientación que demandan el desarrollo de un mapa nuevo. Con estos estudios se pretende identificar previamente posibles conflictos ambientales que impiden la celebración de estas competiciones o definir posibles impactos potenciales que pueden ser tenidos en cuenta para el diseño de los trazados o la época de celebración.

Evaluación ambiental del Gran Trail de Peñalara

El Gran Trail de Peñalara es la carrera de montaña más emblemática de la Sierra de Guadarrama y una de las más importantes que se celebran a nivel nacional. Con la finalidad de evaluar de forma objetiva los impactos generados y a fin de facilitar la incorporación de criterios de sostenibilidad en la toma de decisiones por parte del club que la organiza, la Real Sociedad de Alpinismo Peñalara, durante el presente año se está desarrollando una evaluación ambiental de la misma. Se pretende con ello garantizar una adecuada prevención de sus afecciones ambientales al tiempo que establece mecanismos eficaces de corrección o compensación.




Puedes leer y comentar el artículo completo en: manuelmedioambiente.

Por primera vez España está entre los diez países con mayor consumo de productos ecológicos

Algunos llevamos veinte años diciendo que el futuro es la agricultura ecológica, entre otras cosas porque combina conocimiento social, económico y ambiental. Un trinomio fundamental para poder evaluar la viabilidad futura de una idea. La última noticia relacionada con el sector en España nos refuerza en la idea. El consumidor ecológico ha madurado y ha salido de compras…

Nos hacemos eco de la noticia que EFE verde publicada a finales del pasado mes de febrero. El aumento de la demanda interna de estos productos en España en los últimos años ha permitido alcanzar en el 2015, último dato conocido, una facturación interna que lo sitúa entre los diez primeros del mundo en consumo de este tipo de productos.

¿Te imaginabas unas cortezas “eco” elaboradas a partir de lentejas?

Aunque no alcanzamos ni de lejos las cifras de gasto por habitante de otros países centroeuropeos, ¡está claro que día a día se incrementa las cantidad de personas de nuestro país que ELIGE comer ecológico!

Aunque España es desde hace años el primer productor ecológico de Europa y el quinto del mundo, ocupaba hasta ahora un lugar más rezagado en cuanto al consumo interno de estos productos, de los que exportaba hasta un 80 %.

Según el informe Organic in Europe, Prospects and Developments 2016 , de IFOAM EU Group, los países europeos en los que se consumen más productos ecológicos son AlemaniaFrancia Reino Unido. En cifras de consumo per capita, el ranking de países europeos con mayor interés por los productos orgánicos está liderado por SuizaLuxemburgo Dinamarca (con España en la posición 18).

España lidera a nivel europeo la superficie destinada al cultivo de producción ecológica, con casi dos millones de hectáreas,  y se sitúa en quinto lugar a nivel mundial tras Australia, Argentina, EEUU y China. Este liderazgo se debe a la  extensión de nuestro país y su climatología. Porque, en realidad, Liechtenstein (30,9%) y Austria (19,4%) lideran el porcentaje de superficie productiva destinada a ecológica respecto al total de superficie agraria. Ese porcentaje en España se queda alrededor del 7%.

El reto de este sector en España es lograr que en el 2030 un 20 % del consumo interior sea de productos ecológicos. Para ayudar en este despegue  se ha reclamado, desde muchos de los sectores implicados en la agricultura ecológica de España, que las administraciones primen esta producción en las licitaciones de comidas para centros educativos, residencias o instituciones oficiales. Los mercados del norte de Europa lideran el sector (en 2014) con Alemania como mercado más importante con 7.910 Mill €. Suiza encabeza el consumo per cápita con 221€/persona/año y Dinamarca con la mayor penetración en el consumo alimentario con un 7,6% de las ventas totales de alimentación.

En las políticas europeas actuales, aparte de los valores nutricionales  de una alimentación con productos ecológicos, se destaca su contribución a reducir el cambio climático por la ausencia de uso de terminadas sustancias (herbicidas y fitosanitarios químicos) y productos (abonos nitrogenados  de síntesis química) cuya fabricación genera importantes emisiones de gases efecto invernadero.

Hoy mismo nos acaban de enviar una foto muy interesante unos agricultores en ecológico donde se ve su campo en ecológico, la separación obligada para evitar que se contamine su cultivo de cereal y otro campo al lado en convencional. Uno de los trigales de la foto (ecológico, cultivado por Ecomanjar) no utiliza herbicidas pero basa su gestión en un buen número de tareas culturales que evitan el crecimiento de “malas hierbas”. El otro sí que utiliza sustancias químicas. Como se aprecia en la foto, se puede cultivar cereal en ecológico y los rendimientos son equiparables a los cultivos convencionales.

¿Sabrías decirnos cuál es cuál?



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.

Penya Migjorn desde Xixona


     Antes de llegar al pueblo de Xixona (Jijona, Alicante) nos llamará la atención una montaña roja con grandes cortados que se alza hasta los 1226 msnm, se trata de la Penya Migjorn o Penya Roja, otro de los mil de Alicante que hemos ascendido. 

Ruta 

    Vamos a seguir el PR-CV 212, aunque no de forma íntegra, ya que nosotros vamos a iniciar nuestro camino en la llamada Casa de Gacimal y no en el pueblo de Xixona. De esta forma nos evitaremos un tramo con bastante pendiente aunque con bonitas vistas ya que pasa por el Barranc de la Font y por el Castillo de Xixona (o lo que queda de él), que nosotros ya hemos visitado. 

     Por tanto, nuestra ruta tiene unos 7,27 kms y un desnivel de 584 metros positivos que en total hicimos en 3 horas. No la recomendamos para todos los públicos ya que el sendero en muchos lugares es complicado aunque la puede hacer cualquier persona que esté en buenas condiciones físicas aún sin hacer deporte a diario (aunque le costará más). 


    Como hemos comentado anteriormente, dejamos el coche cerca de la puerta de la casa (sin molestar) y comenzamos aquí el camino que viene de Xixona (al final decimos cómo llegar). Vamos por una pista forestal de la que nos tendremos que salir a la izquierda, cuando veamos el poste de la foto anterior. 

      Ahora seguimos por un sendero que discurre entre arbustos hasta llegar a un pino donde el camino se bifurca y hay marcas ambos lados (aquí empieza la ruta  circular). Hay que decir que la ruta está bien señalizada, pero aquí es donde tendremos el primer problema, ya que el poste que indica la subida más directa, pero más dura, está roto y camuflado en el pino (lo vimos a la bajada). De manera que nosotros tiramos por el sendero de la derecha y la hicimos al revés. Sin embargo, fue mejor puesto que por aquí, nos costó menos la subida

Ophrys fusca  y Ophrys tenthredinifera
     Durante todo el camino, nos encontraremos flora típica mediterránea donde escasea el estrato arbóreo pero hay una gran muestra del estrato arbustivo y, si la hacéis en estas fechas (Febrero - Marzo) podréis encontraros diversos ejemplares de orquídeas

       Pasaremos el Barranco del Tio Pintado y volveremos a otra pista forestal de la que tendremos que salirnos enseguida por otro camino a la izquierda, señalizado por un mojón de piedras. 





    El camino sigue cogiendo altura, y pasaremos por un roquedo en el que las piedras se desprenden con forma plana y nos encontraremos este ejemplar de cerezo en plena floración, apoyado sobre rocas y al que parece que le quedan dos días, aunque no sabremos cuantos años llevará resistiendo la erosión. La verdad es que nos deja una toma muy bonita. 

    Una vez llegamos a lo más alto de la loma por la que subimos, llegamos a una intersección, donde nosotros seguiremos camino de la cima. En este camino notamos que el suelo es mucho más duro, más liso, hay menos sendero, y esto se debe al afloramiento de sedimentos marinos de hace millones de años en los que podremos observar numerosos fósiles de bivalvos como el de la imagen.

Afloramiento de sedimentos marinos
      A nuestra derecha tenemos el Barranc de la Cova dels Corrals y, un poco más adelante, veremos porque tiene este nombre ya que nos encontraremos con una construcción en ruinas con el mismo nombre y alguna cueva. 

     Aquí ya empezamos a ver nuestro bosque mediterráneo, con la encina como protagonista y un bonito ejemplar de cerezo en flor que llamó nuestra atención bajo las paredes del barranco. 

Cova del Corrals


       Nuestro camino sigue ascendiendo poco a poco, sin grandes esfuerzos hasta que llegamos a un gran mojón de piedras. Decidimos seguir el camino a la izquierda que nos subirá, de forma pronunciada, hasta la cima (si seguimos hacia delante, otro camino paralelo nos llevará al mismo sitio). 

Camino duro hacia la cima

       Desde aquí arriba podemos observar las numerosas montañas que tenemos en la provincia. Desde Sierra de Bernia, Puig Campana y Ponoig al norte, hasta el Maigmó al sur, pasando por el Cabeçó d'or al este y la Font Roja y la  Sierra de Mariola al oeste.

      Además, podemos observar las poblaciones de Tibi, Onil, Castalla, Busot, San Vicente del Raspeig, Alicante y San Juan de Alicante, entre otras.

       Al fondo, un mar de nubes bajas cubre la costa y nos impide ver el mar y la ciudad de Alicante. Unos minutos reponiendo fuerzas nos sirve para descubrir los animales que viven en esta sierra. Cuervos, chovas piquirrojas, un halcón peregrino y un grupo de buitres leonados nos deleitaron con sus vuelos, a la vez que descubrimos un grupo de cabra montés bajando por un canchal a lo lejos. Todo un espectáculo para nuestros sentidos. 

Grupo de chova piquirroja sobrevolando la sierra 

Bonito ejemplar de cuervo

Grupo de cabra montés descendiendo por la pedrera. El ruido de las piedras nos alertó de su presencia.
Buitre leonado en la Penya Migjorn (seguramente proviene de la población introducida en Sierra de Mariola)
      Preguntamos a un par de chicos que estaban en la cima y nos dicen que la vuelta es por delante. Así que bajaremos por el collado que vemos ahí abajo, que está señalizado con las marcas amarillas y blancas y que, nos llevará, a través del Barranco del Choquero, a la intersección en la que nos equivocamos. 

Penya Migjorn (1226 msnm)
     Aquí el camino es bastante peligroso, puesto que el sendero no está muy claro, hay que destrepar por zonas donde la roca madre aflora y otras donde hay mucha piedra suelta. Además, el desnivel es bastante alto y cualquier resbalón puede costar muy caro. 

Camino de ascenso/descenso a la Penya Migjorn

Like a cabras
     Una vez llegamos a la intersección de antes, vemos la señal apoyada en el árbol y nos damos cuenta de que aquí es donde se separaba el camino y de que la hicimos al revés. Pero vista como es la pendiente por donde bajamos, casi que mejor. Os costará menos hacerla de esta forma. Solo nos queda seguir por la misma pista por la que subimos. 

Itinerario

    Os dejamos el Track GPS aunque no tiene mucha pérdida. Solamente la bifurcación en la que se convierte en circular la ruta por la caída del poste (puede que cuando leas esto, este reparado). 


Powered by Wikiloc

Cómo llegar 

       Para llegar a nuestro punto de partida, tendremos que atravesar el pueblo de Xixona y llegar hasta su Castillo. Una vez allí iremos dirección Tibi por la CV-810 y nos saldremos de ella muy pronto, justo tras pasar el Parque Bassonets que nos queda a la derecha de la carretera. Cuando caminemos por esta carretera pronto veremos un poste del PR-CV 212 a nuestra izquierda, ahora vamos por una pista forestal que llega hasta una casa. Ahí dejaremos el coche. 




Puedes leer y comentar el artículo completo en: Más allá de la ciudad.

¿Cuántos residuos de envases se reciclan en Madrid?

Imagen de contendor con la pregunta cuantos residuos de envases se reciclan en Madrid

Siguiendo con el repaso a las estadísticas oficiales sobre tasas de reciclaje de residuos de envases en España -que iniciamos con los datos de Asturias-, toca responder a la pregunta ¿cuántos residuos de envases se reciclan en la Comunidad de Madrid? La información para resolver esta cuestión la encontramos en el Diagnóstico Ambiental 2016 de la Comunidad de Madrid.

Como en anteriores ediciones, la publicación recoge información oficial sobre el estado y evolución del medio ambiente en este territorio. En el capítulo de residuos, la actualización de 2016 incluye muchos datos interesantes sobre los resultados de distintos sistemas de responsabilidad ampliada del productor, que nos permiten analizar el desempeño de estas organizaciones en el cometido de recuperar aquellas cosas de las que los madrileños nos desprendemos.

Para el caso de los residuos de envases los datos tienen como año de referencia 2014, fecha en la que:

  • Se generaron 124.068 toneladas de envases.
  • 122.719 toneladas llegaron a las distintas plantas de clasificación.
  • Allí se consiguieron recuperar 58.328 toneladas de distintos materiales, tal y como se puede apreciar en la tabla extraída de la publicación enlazada más arriba.

Tabla con los datos sobre materiales recuperados en las plantas de clasificación de residuos de envases de la Comunidad de Madrid, extraída del Diagnóstico Ambiental 2016 enlazado más arriba en formato pdf, donde la tabla aparece en formato texto

¿Hacemos cuentas? 58.328 toneladas de material recuperado entre 124.068 toneladas de envases generadas… multiplicamos por 100… y tenemos el resultado: ¿Cuántos residuos de envases se reciclan en la Comunidad de Madrid? El 47% de los generados.

Un poco lejos de aquel titular que afirmaba que en España estamos reciclando el 74,8% de los envases domésticos. Con los datos oficiales no sale: Asturias un 13%, Madrid un 47%… quizá alguna otra comunidad autónoma lo esté haciendo francamente bien y consiga elevar la media, pero… ¿Cómo llegaríamos hasta el 74,8%? Quizá tomando como fuente de datos a una parte interesada. Y a estas alturas ya sabemos que las estadísticas oficiales sobre residuos no coinciden con las de la industria del envase de usar y tirar.

Otro dato para pensar: se generaron 2.658.055 toneladas de residuos urbanos y 1.967.860 toneladas fueron a parar a vertederos controlados. ¿El 74% de los residuos urbanos generados en la Comunidad de Madrid acabaron en un vertedero en 2014? No, por supuesto que no…  ¿qué quiere decir residuos tratados en vertederos controlados? Con la información y los datos disponibles es la cuenta que podemos hacer.

Es mucho más eco-friendly, dónde va a parar, quedarse con el titular de que los españoles hemos pasado de reciclar un 4,8% al 74,8%. Pero la realidad es tozuda. ¿Qué quiere decir que reciclamos? ¿reciclamos qué? ¿cuántos envases se pusieron en el mercado? ¿qué diferencia hay entre datos de recuperación de materiales y datos de reciclaje? Porque los datos del 13% y el 47% se refieren a materiales recuperados ¿Qué entra y qué sale de una planta de clasificación de envases? ¿Cuántos de esos materiales recuperados consiguen convertirse de nuevo en materias primas? Al menos en  flujo de residuos de envases de plástico no muchos. Sí, los resultados se pueden matizar y podemos discutir largo y tendido. Pero el caso es que las simplificaciones con los cálculos de los costes de la gestión de residuos, asumir como oficiales datos y estudios de una parte interesada y la autocomplacencia no nos están ayudando a resolver el problema: estamos agotando los recursos del planeta incluyendo el espacio para verter residuos.

¿Qué podemos hacer?

La Unión Europea nos vuelve a tirar de las orejas:

“En 2014, España solo recicló el 31% de su basura, por debajo de la media de la UE, del 44%, y acumuló en vertederos un 58% de los residuos, también inferior a la media comunitaria, del 31%”.

Afortunadamente, también nos plantea una serie de recomendaciones sobre cómo mejorar estos resultados. Llama poderosamente la atención, después de años de reuniones sobre trazabilidad de los datos de gestión de residuos, que la Unión Europea recoja la necesidad de mejorar este aspecto: datos inconsistentes, falta de transparencia, resultados que no se pueden verificar… son algunas de las perlas que dedica a nuestra forma de hacer las cosas. Por si acaso, y a mi favor, decir que es lo que llevo reivindicando hace tiempo: habrá quien acuse a los que leemos y compartimos las estadísticas de estar infoxicando, pero mientras que no exista trazabilidad y transparencia lo mínimo es cuestionar mensajes pretendidamente buenistas que ocultan una realidad menos verde de como nos la pintan.

También nos pide Europa, en el ámbito concreto de los sistemas de responsabilidad ampliada del productor, que consideremos los modelos de depósito, devolución y retorno: no es sólo un capricho ecologista, una cuestión de diferenciación política o la idea peregrina de cuatro radicales indocumentados. Se trata de una propuesta de la Unión Europea para que España mejore su aplicación de la jerarquía de residuos (prevención, reutilización, reciclaje), reduzca la cantidad de residuos que se recogen mezclados y que los productores asuman el coste de la gestión de los residuos que ponen en el mercado.

¿Cuál es el reto?

La Unión Europea plantea nuevos objetivos de reciclaje y depósito en vertedero:

  • Para 2030 al menos el 70% en peso de los residuos municipales deberán ser reciclados o preparados para reutilización.
  • Para envases el objetivo a 2030 es el 80%.
  • El límite de depósito en vertedero para 2030 es el 10% de los residuos.

¿Estamos preparados?

Si un buen diagnóstico de la situación actual es difícil llegar a la meta. Necesitamos saber el punto de partida para poder llegar al resultado, de lo contrario seguiremos dando palos de ciego. Podemos aplaudirnos por lo bien que lo hacemos según campañas interesadas o analizar las carencias en los datos sobre gestión de residuos.

¿Veremos sistemas de depósito, devolución y retorno en España?

Cabe aclarar que ya existen para según que residuos, luego no sería una novedad. La cuestión que parece estar en debate es si los veremos en el ámbito de los residuos de envases ligeros. En comparación con el total de los residuos municipales el problema de los envases es relativamente pequeño: suponen alrededor de un 8% del total. Pero condicionan significativamente el modelo global de recogida y gestión de residuos: el contenedor amarillo no está dando los resultados que debería, impide avanzar en la recogida separada por tipos de materiales que debería estar implantada desde 2015 y condiciona las opciones relativas al resto de residuos y la recogida separada de materia orgánica.

Un sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) de envases abre la puerta a la reutilización de residuos de envases, basado en un mecanismo de logística inversa –economía circular- que no existe actualmente con el contenedor amarillo. Siempre que ese sddr se haga con envases reutilizables. Y, ¿por qué no? de vidrio (libre de plastificantes sospechosos de afectar a la calidad del producto envasado y la salud de las personas que los conumimos). Lo que está en juego en este caso no es tanto el modelo de gestión de residuos como el modelo de consumo. Por eso la oposición frontal de determinados modelos de negocio. Y los problemas con los datos sobre residuos de envases.

La marca de refrescos que en España abandera la oposición al SDDR ha pasado a apoyarlo en Escocia. Y no creo que tarde mucho, tras las recomendaciones de la Unión Europea, en liderar su implantación en España. No sólo por imagen, también "por transparencia": si el SDDR queda fuera de su control alguien contará las latas de bebidas que pone en el mercado y podrá hacer números sobre, entre otras cuestiones, el grado real de cumplimiento de sus obligaciones relativas a la puesta en el mercado de productos que con su uso se convierten en residuos.

No hay vuelta atrás: podemos cumplir el objetivo de reutilización y reciclaje para 2030 del 80% de los residuos de envases con amaños estadísticos o mejorando la recogida de residuos de envases, lo que pasa (vistas las limitaciones del contenedor amarillo) por el retorno de envases reutilizables.

Mi apuesta es que será Ecoembes quien complemente una recogida separada de materiales en el contenedor amarillo con máquinas para devolución y retorno de envases. La jugada permitiría al sector del envase de usar y tirar mantener el control de los datos y a la entidad aumentar su presupuesto anual para seguir convenciéndonos de lo bien que lo hacemos, quizá con un poco más de fundamento. Por supuesto hay muchas realidades alternativas a esta posibilidad, cuya verbalización en este espacio es condición suficiente para que no se materialice.

¿Cual crees que será el modelo de gestión de residuos de envases que veremos en los próximos años? ¿seremos capaces de poner en marcha la primera y más importante de las "3 erres"?



Puedes leer y comentar el artículo completo en: productor de sostenibilidad.

agregador de ambientólogos con blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies