Tus envases vacíos no son residuos

Publicado en: productor de sostenibilidad por alvizlo. Texto original

tus envases vacíos no son residuos

Podemos abordar el debate sobre el modelo de recogida y gestión de residuos desde muchos puntos de vista. Pero a la hora de analizar soluciones concretas y decidir si implantamos unas u otras es necesario analizar el asunto con un poco de rigor ¿Sabías que los envases vacíos que tienes en tu casa no son residuos? Si me acompañas por los siguientes párrafos te explico qué es un residuo, la importancia y el impacto de las definiciones para entender las polémicas sobre el rigor con el que se trata en los medios de comunicación las cuestiones sobre recogida de residuos.

De modo intuitivo hemos asimilado que un residuo es todo aquello que ya no nos sirve. A efectos prácticos utilizamos basura y residuos como términos sinónimos e intercambiables. Pero existen una serie de consideraciones legales y técnicas sobre qué se entiende por residuo y cómo gestionarlo. Y sí, a ti esas lastas y esos plásticos que han quedado en tu cocina después de preparar la cena te parecen inservibles, los vas a tirar a tu cubo de basura, pero todavía no son residuos. Son envases vacíos.

¿Cuándo adquieren condición de residuos los materiales de desechados en el ámbito doméstico? Cuando los entregamos, cumpliendo lo que establezca en sus ordenanzas locales, al sistema de recogida municipal. Tus envases vacíos son residuos a partir del momento en el que los sueltas en los correspondientes contenedores de colores. Y que no me entere yo de que los tiras en cualquier parte o de que no los separas adecuadamente.

Y a mí eso… ¿Cómo me afecta? Pues de modo general, no es una cosa que deba preocuparte mucho. A efectos legales es importante porque si no fuese por ese detalle tendrías que cumplir con una serie de requisitos de almacenamiento, elaboración de informes anuales y otras cuestiones que, sin ser más complejas que la declaración de la RENTA, requieren tiempo y conocimientos especializados. Afortunadamente, para el caso de los envases domésticos, todas las obligaciones pasan de los que ponen en el mercado los productos envasados a quienes los recogen. A ti sólo te queda participar en el sistema de recogida que pongan a tu disposición unos y otros.

Pero… ¿Qué importancia tiene este matiz legal en la gestión de residuos? Pues resulta clave para evaluar los costes e impactos, por ejemplo, de incorporar Sistemas de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR). En la comparación del modelo de recogida basado en el contenedor amarillo con la opción de devolver los envases a los establecimientos donde compramos productos envasados una de las cuestiones clave es el transporte. ¿Cómo llegan los productos al comercio? ¿Quién se lleva los residuos?

En el modelo del contenedor amarillo no hay muchas posibilidades de error: un camión de reparto deja el producto en el establecimiento, tú lo llevas a tu casa, vacías los envases, los bajas al contenedor y un camión especial, preparado para descargar el contenedor amarillo, se lleva los residuos.

¿Qué pasa en el caso de la devolución de los envases al comercio? El principio es igual: un camión de reparto deja el producto, te lo llevas a casa, consumes lo que te interesa y los envases que ya no quieres los devuelves a la tienda. ¿Quién se lleva esos envases vacíos? Pues ya no hace falta un camión compactador de carga lateral o trasera. Ahora se los podría llevar… el mismo camión de reparto. Se llama logística inversa: aprovechamos el espacio que va quedando en el vehículo a medida que descarga los productos nuevos para ocuparlo con los envases vacíos. Con esta solución (que no es especialmente sencilla, a pesar de que así contado lo pueda parecer) ahorramos una importante cantidad de camiones de basura circulando por las calles (y parte del espacio que ocupan los contenedores amarillos, entre otras cosas).

Pero, alguien argumentará, eso no es posible. ¿Podemos mezclar en el mismo camión residuos y alimentos? La respuesta es que no lo hacemos. Tus envases, esos que no mezclas con el resto de la basura, no son residuos, son envases vacíos. ¿Cuándo queremos que se conviertan en residuos? Cuando lleguen a una planta de gestión donde se les dé un tratamiento adecuado: si los higienizamos para rellenarlos y reutilizarlos seguirán siendo envases. Si los aplastamos y trituramos entonces sí que pasarán a ser un residuo que habrá que valorizar, bien convirtiéndolos en nuevas materias primas (¡reciclaje!), bien incinerando con recuperación de energía (valorización energética).

Esto ya funcionaba en algunos casos: ¿Has visto al camión que reparte bebidas en el bar de la esquina? Deja una caja llena de botellas con bebida y se lleva una caja llena con botellas vacías. En un solo viaje deja el producto listo para el consumo y se lleva los envases que hay que gestionar. ¿Cómo es posible si no se pueden transportar en el mismo vehículo alimentos y residuos? Porque los envases vacíos no son residuos… todavía.

Y ¿por qué nos cuentas todo esto Alberto? Pues porque si habéis leído alguno de los estudios que atacan el SDDR o que intentan poner el acento en su supuesto impacto ambiental, veréis que asumen sistemas de recogida que no contemplan (o si lo hacen de una forma muy limitada) una de las potenciales ventajas de los sistemas de depósito, devolución y retorno: la reducción del número de camiones circulando por las ciudades, con la consecuente disminución de emisiones de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos.

Así, cuando el bautizado como “Proyecto Ariadna”, se utiliza para decir que la implantación de un SDDR es cara y muy contaminante o perjudicial para el medio ambiente, conviene repasar las premisas que utiliza como base para su hipótesis de partida. Una parte importante de ese coste y de la contaminación viene, precisamente, de que no se evalúa el verdadero potencial de logística inversa que tienen los sistemas basados en devolver los envases a los establecimientos donde compramos productos envasados.

Este estudio se ha utilizado para generar y difundir la idea de que un sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) sería más caro y más perjudicial para el medio ambiente que el modelo basado en los contenedores amarillos. ¿Cómo llega a esa conclusión? El estudio, patrocinado por la industria del envase de usar y tirar, no contempla la posibilidad de reducción del número de vehículos y viajes que supondría la logística inversa. Justifica un aumento de emisiones contaminantes y un incremento de costes que se basan en un diseño interesado del SDDR, enfocada, precisamente a obtener resultados y conclusiones contrarios a esta opción.

Este es sólo uno de los muchos errores que se pueden encontrar en ese Proyecto Ariadna, especialmente complejo y difícil de interpretar, pero repleto de perversiones que evidencian el interés en obtener unas conclusiones dirigidas por los patrocinadores. En contra de los beneficios del SDDR.

¿Es más caro y contaminante el SDDR? Depende de las condiciones que plantees a la hora de estudiar el modelo y compararlo con el modelo basado en el contenedor amarillo. Quizá si los patrocinadores te pagan por que saques como resultado que tiene un coste desorbitado y un fuerte impacto ambiental, consigas retorcer los datos y los argumentos para llegar a esas conclusiones. Es tan burdo y fácil de desmontar que en futuras entregas seguiremos analizando esta cuestión.

Puedes leer y comentar el artículo completo en productor de sostenibilidad

ZORZALES COMUNES Y MILANOS REALES

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

La verdad es que este invierno no estoy pudiendo salir mucho por el campo, pero el domingo pasado saqué un par de horas por la mañana temprano. No había mucho por el aire porque hacía algo de viento y por eso decidí ocultarme a ver qué pajarillos podía ver en mi escondite. Tampoco esto tuvo mucho éxito, pero sí que tuve cerca algunos zorzales (Turdus philomelos), unos esquivos pájaros que pronto nos dejarán para volver a sus lugares de cría en zonas del norte y de montaña.

Muy tímidos, rara vez se dejan ver sin que haya ramas de por medio
Otro con diferente postura, pero con las dichosas ramas en medio
Tampoco salió de la maraña de ramas este picogordo (Coccothraustes coccothraustes)
Los otros protagonistas fueron los milanos reales (Milvus milvus), que se vieron por la mañana tanto desde el parque en que estuvimos, como desde el propio patio de casa.

Cola escotada y ventanas claras en el centro de las alas,
hacen casi inconfundibles a los milanos reales
En esta imagen de detalle se aprecian todos los caracteres típicos de los milanos reales
Acabo con una foto que muestra la labor incansable de los jabalíes (Sus escrofa).

Cebada removida por los jabalíes

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

La “minería” en la economía circular

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por David Canales. Texto original

Dentro de la jerarquía de residuos y el camino hacia la economía circular, la recuperación de energía previa al depósito en vertedero, juega un papel muy importante dentro de la estrategia de la Unión Europea y su contribución a la descarbonización, ahorros energéticos y reducción de gases de efecto invernadero.

Si bien en el caso de la biometanización por ejemplo, se obtiene un digesto que es susceptible de compostarse y que no termine en vertedero, en el caso de la incineración (con sus ventajas y muchos inconvenientes) el residuo posterior que se obtiene tras el proceso, las escorias, de forma habitual suelen terminar en un alto porcentaje en vertedero tras una serie de tratamientos mecánicos, donde se recupera un contenido bajo de materiales férricos y no férricos, para posteriormente y tras una etapa de maduración terminan depositándose en vertedero.

Desde hace relativamente poco han aparecido nuevas tecnologías en el tratamiento de escorias con el objetivo no sólo de depositar 0% de éstas en vertedero sino de contribuir a la economía circular y por qué no decirlo un beneficio económico, mediante la Valorización de los materiales no férricos principalmente y por medio de una Valorización material de las cenizas restantes del proceso, los nuevos “mineros” de la basura.

Escorias de incineración húmedas. Fuente David C.

Fuente: Escorias de incineración húmedas. Fuente David C.

Estas escorias contienen altos contenidos de:

  • Materiales férricos.
  • Materiales no férricos pesados; Cobre, Zinc, Plomo, trazas de Plata y Oro…y minerales diversos.
  • Materiales no férricos ligeros; Como el Aluminio.
Materiales presentes en las escorias

Materiales presentes en las escorias. Fuente Inashco

Composición escorias tras tratamiento

Composición escorias tras tratamiento. Fuente David C.

Tras la obtención de los materiales con un alto contenido económico, éstos son Valorizados mediante la fundición de los mismos y reintroducidos dentro de la economía del sistema.

En un modelo tradicional de gestión y tratamiento de escorias, el rechazo se depositaría en vertedero, pero los nuevos “mineros” persiguen seguir Valorizando dentro de mercados alternativos mediante una segunda vida dentro de la cadena de valor, mediante la aplicación de los rechazos de las escorias dentro de los materiales de construcción, eliminando en parte la utilización de recursos naturales en la producción de hormigón por ejemplo.

Uso de rechazo de cenizas en materiales de construcción.

Uso de rechazo de cenizas en materiales de construcción. Fuente David C.

Existen numerosos países donde está testado el uso y la aplicación de este tipo de materiales, siempre bajo un proceso de calidad, estandarización, bajo la normativa europea y las específicas de cada país miembro.

La Valorización de residuos dentro de una economía circular es cada vez más una motivación no sólo económica y medioambiental sino también empresarial en búsqueda de eficiencia de los recursos de los que disponemos, la disminución del impacto ambiental y el consumo de energía. Por todo ello se hace cada vez más importante contar con profesionales familiarizados con los procesos, técnicas y métodos de Valorización de los residuos producidos en cada tipo de industria, de cara a ofrecer una ventaja competitiva en cada sector.

Si te interesa profundizar más en esta temática, echa un vistazo al programa formativo: Valorización de residuos en el que David Canales participa como tutor y docente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Objetivo: Impacto cero de la energía eólica

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Jon Dominguez. Texto original

Que la energía eólica va a formar parte del futuro necesario del planeta, y en especial de la Unión Europea (UE), es algo difícil de negar. Incluso a pesar de algunas políticas cortoplacistas que insisten en mirar para otro lado. La realidad es imparable. Y no lo digo yo, lo confirman las cifras. Según el Global Wind Energy Council (GWEC) a finales de 2016 había 90 países con algún tipo de capacidad generadora, lo que supone una potencia instalada a nivel mundial de 487 GW. Y la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA)ha estimado, a falta de confirmación definitiva, que en 2017 se ha llegado a los 540 GW instalados. En fin, que los datos hablan por sí solos. La tendencia es claramente alcista. Incuso para España, últimamente demasiado miope y empeñada en descolgarse de la UE, va a ser difícil no verse arrastrada por la ola imparable que suponen las energías renovables. De momento el año pasado se subastaron 8.000 MW, que deberán ser funcionales en 2020 y dónde la eólica tiene un peso importante. Si queremos cumplir con las Directivas y no ser sancionados ni convertirnos en un ejemplo de torpeza histórica, deberemos coger este tren. Un tren que ha de llevarnos a la sostenibilidad y a la suficiencia energética.

Capacidad instalada e incremento anual a nivel mundial entre 2012 y 2016. Imagen:www.wwindea.org

Y precisamente de la sostenibilidad de la energía eólica quiero hablaros en este post. Como he mencionado y muchos probablemente ya sabríais, la evolución en la instalación de MW eólicos es constante y en alza. Pero si queremos que la implantación de esta fuente de energía continúe a buen ritmo y haga honor a su calificativo de renovable, debemos abordar los nuevos retos ambientales que nos plantea su imparable crecimiento.

Es de conocimiento público, y los datos así lo avalan, que la energía eólica tiene una huella ecológica más reducida que la mayoría de las fuentes energéticas. Pero también sabemos que esta característica no la libra de estar exenta de impactos en los ecosistemas, especialmente sobre las poblaciones de aves y murciélagos. Y aquí radica la cuestión central que quiero abordar. Si queremos que la eólica pueda presumir de ser realmente renovable y que su influencia neta sobre el medio ambiente sea cero, hay que retomar el debate sobre su evaluación e integración ambiental. No es una propuesta gratuita. Desde hace tiempo los expertos llevan alertando de que los estudios y evaluaciones de impacto son deficientes, y no han permitido anticipar los impactos de forma adecuada ni establecer medias de mitigación realmente efectivas (ver p.ej Ferrer et al. 2011Lintott et al. 2016). Es un problema generalizado. A las carencias de conocimiento de la influencia del impacto sobre la fauna, se le unen protocolos de evaluación y control deficientes e incompletos que impiden la plena integración de la energía eólica en los ecosistemas dónde proyecta ubicarse (traté el tema en un reciente post).

impacto eolica sobre la fauna

Esto no quiere decir que estemos ante una situación irreversible. Aún tenemos margen de maniobra para hacer las cosas a la altura del papel que ha de jugar la eólica en la sostenibilidad global. Pero eso sí, debemos actuar cuanto antes. Dejando el sensacionalismo fuera de este debate (ya se encargarán otros de incorporarlo), es prioritario entender que solo alcanzaremos los objetivos de impacto cero desde un enfoque riguroso basado en la evidencia científica. Y sin duda esto pasa por mejorar sustancialmente las estrategias de evaluación de impacto y seguimiento ambiental de los parques eólicos a todas las escalas. Porque minimizar la influencia de la energía eólica sobre los vertebrados voladores no solo facilita su integración en los ecosistemas y la hace más sostenible, sino que supone una reducción de costos importante y mejora sustancialmente la competitividad de los proyectos.

Conscientes de la problemática y de la necesidad de aportar calidad y fiabilidad en las evaluaciones y seguimiento del impacto de la energía eólica sobre la fauna, el Instituto Superior del Medio Ambiente y el que suscribe hemos desarrollado recientemente el curso online Evaluación y seguimiento del impacto de los parques eólicos sobre la fauna.

Artículo original publicado en Linkedin

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Dónde comprar bolsas a granel reutilizables

Publicado en: La Hipótesis Gaia por isa. Texto original

Si hay una pregunta que me han hecho mucho estos últimos meses es dónde compré las bolsas que uso para comprar frutas y verduras. Fue publicar una foto en Instagram y empezar a llover las preguntas. Pero como en todo, mi solución no es la única, hay más opciones y para facilitar el trabajo a todos aquellos que quieran empezar a reducir el plástico, aquí va una selección de webs en las que podéis encontrar bolsas para comprar a granel muy bonitas que os ayudarán en este proceso.

La foto a la que me refiero es la siguiente. Como ves, las bolsas son casi transparentes, pero no te engañes, son muy resistentes. En una de las bolsas mas grandes pueden entrar hasta 3 kilos de naranjas, y también las hay más pequeñas, para adaptarse a lo que quieras comprar. Otro punto a su favor es que pesan muy poco, así que no te preocupes, la compra no te saldrá más cara si las usas.

Bolsas a granel reutilizables

Dónde encontrar bolsas para comprar a granel

Usar y reusar

Creo que el nombre no puede ser más apropiado, no solo para las bolsas, sino para todo lo que tienen en su tienda online. En cuanto a bolsas, que es en lo que me voy a centrar, tienen también varios tipos.

Dependiendo de los usos que les quieras dar, de la cantidad que compres o de tu estilo de vida, podrás elegir entre varios modelos.

La primera que ves en la foto es muy cómoda y versátil. Gracias a las asas que tiene la podrás usar no solo para ir a comprar fruta y verdura, también para todo lo que tú quieras. La segunda también puede servir para comprar productos como legumbres, y la tercera bolsa es la que más se parece a las que yo uso, que ya te digo yo que son súper prácticas.

Enlace a la tienda: Usar y reusar.

Sin plástico

Si quieres eliminar el plástico de tu vida, esta web es el sitio que debes visitar sí o sí. En cuanto a bolsas para comprar a granel también podrás encontrar un pack de 10 bolsas que te servirá para comprar a granel diferentes productos. También tienes bolsas para otros propósitos, como por ejemplo, para comprar el pan.

Por cierto, no dejes de visitar el resto de los productos de la página, te harás una idea de la cantidad de plástico que se puede evitar sin tener que renunciar a nada.

Enlace a la tienda: Sin Plástico.

Amazon

Como he dicho antes, las bolsas que yo uso no las encontré en ninguna web especializada. En sitios como Amazon puedes encontrar también productos que te ayuden a reducir tus residuos. Las hay de varios tipos, pero si lo que buscas son bolsas de malla, todas son parecidas y te servirán para comprar a granel frutas, verduras y hortalizas.

Enlace a productos:

Bolsas de malla Eathwise

Bolsas Purifyou

Bolsas Ecocasa

Everuse

Es una tienda que, como las anteriores, no solo vende bolsas, sino que se centra también en otros productos que sustituyen a los desechables convencionales. En este caso las bolsas son de tela. Las podrás lavar y usar tanto para verduras, frutas, legumbres…

Enlace a la tienda: Everuse.

Por otra parte, y si eres despistada, te recuerdo que en ocasiones no hacen falta ni siquiera esas bolsas, como ya he dicho en otros momentos. Si lo que vas a comprar es lo suficientemente grande como para pegar la pegatina, no te lo pienses, y de la balanza pásala a al carrito de la compra, tal y como ves en la foto.

Vista la gran variedad de bolsas, ¿te atreves a dar el paso? Seguro que no te arrepentirás.

La entrada Dónde comprar bolsas a granel reutilizables aparece primero en La Hipótesis Gaia.

Puedes leer y comentar el artículo completo en La Hipótesis Gaia

El controvertido mundo de la gestión cinegética

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por gcastillo. Texto original

Durante mis estudios de biología y por mi manera de entender la naturaleza, la visión de un montón de ciervos y jabalíes, alineados en el suelo y rodeados de sonrientes personas que posaban orgullosas de su hazaña en la foto, me parecía algo macabro e inconcebible para una sociedad “civilizada”. No entendía que diversión podía tener esa “afición” y sobre todo no concebía la necesidad de tenerla.

Una vez terminada la carrera, mis primeros pasos como profesional, me condujeron de manera directa al trato con el colectivo de la caza, programas de reintroducción de conejos, censos de especies cinegéticas, elaboración de planes técnicos de caza.

Muchas horas de trato con gestores de cotos, técnicos de la administración de los departamentos de caza y pesca, celadores de caza de reservas, cazadores, etc., fueron ampliando mis conocimientos y también modificando la percepción del “mundo de la caza”.

Fuente: Gonzalo Castillo

Lo que aprendí fue la complejidad asociada a este colectivo, el arraigo que tiene en las zonas rurales, la importancia económica que tiene, la controversia social que genera (ya la conocía) y sobre todo la necesidad de una adecuada gestión para conseguir un equilibrio en las poblaciones de especies denominadas “cinegéticas” que permitan el mantenimiento de las cadenas tróficas naturales y la conservación de los ecosistemas.

Como conservacionista comparto el sentimiento de muchas personas que no aceptan la actividad cinegética y que la querrían ver prohibida. Sin embargo, como gestor de fauna, tengo clara la necesidad  de una adecuada gestión de esta actividad, porque sin esta gestión, las consecuencias serían catastróficas para el medio natural.

Como en todo lo relacionado con la gestión de la fauna, el aspecto social tiene casi la misma importancia que los aspectos técnicos y es en este punto donde la gestión cinegética genera mucha controversia:

El colectivo de “cazadores”, defiende su gestión y muchos de ellos se declaran como abanderados de la conservación.

El colectivo “anti-caza”, considera esta actividad como “innecesaria” y proclama que debería minimizarse o incluso prohibirse.

Las administraciones encargadas de la gestión cinegética  se enfrentan continuamente a controversias generadas por los dos colectivos anteriores y muchas de ellas carecen de los suficientes recursos (materiales y humanos) para realizar adecuadamente sus tareas.

Cada poco tiempo, salen noticias en los medios de comunicación, sobre la mala gestión que se hace de la caza en España, sobre poblaciones de especies cinegéticas descontroladas, sobre cómo se debería actuar sobre determinadas especies, etc..

En colaboración con el ISM he querido aportar mi conocimiento sobre este tema en el diseño y elaboración de los materiales de estudio del Curso de Gestión y Conservación de la Fauna, del que soy tutor, donde  la gestión cinegética se explica de manera sencilla, permitiendo al participante obtener una visión general de cómo abordar este campo de conocimiento.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies