¿Introducir un nuevo producto en el mercado para reducir nuestros residuos? Parece incongruente pero tiene una explicación

Por: Jennifer Berengueras. Cofundadora de Next Step Bags
www.nextstepbags.com

Recientemente he lanzado una marca de bolsas reutilizables hechas de materiales reciclados para sustituir a las bolsas plásticas de usar y tirar – principalmente las utilizadas para la compra a granel de frutas y verduras. Detallo el ‘porqué’ hemos creído que era necesario poner un nuevo producto en el mercado y el ‘cómo’ hemos intentado que todo el proceso fuera sostenible.

Pocas personas dudan ya de los problemas que el exceso de residuos plásticos genera en el ambiente; afectación del medio natural, muertes de animales, inmensas islas flotantes de plástico en medio de los océanos, microplásticos en la cadena alimentaria…. Y algunos reciclan. Pero no tantos se han hecho en planteamiento de realmente qué es lo que podemos hacer a nivel individual que tenga un mayor impacto en evitar esta ‘pandemia’.

Hasta ahora la sociedad ha confiado en el reciclaje como su aportación a reducir la contaminación por plásticos. Aun así, no todas las personas lo hacen. Las cifras indican que sólo se recicla un 37% del plástico que se genera. El resto termina en vertederos (un 46%) o incinerado (un 17%). Existe una cierta opacidad en el destino de los plásticos que entran el “circuito” del reciclaje, como a través de las subastas que dificultan su trazabilidad. Lo que sí se sabe es que una cuarta parte de estos plásticos- los de peor calidad, más sucios, contaminados y más difíciles de reciclar, históricamente se ha exportado a países como China, Vietnam o Hong Kong.

Gracias – si, “gracias”- a que China cerró recientemente sus puertas a las importaciones de residuos plásticos -recibía hasta entonces la mitad de estas importaciones de todas partes del mundo- quedó en evidencia la incapacidad de gestionar la inmensa cantidad de estos residuos que generamos. Se puso de relieve que estas basuras no desaparecen cuando las introducimos en el contenedor amarillo. Otros países a los que se desviaron los residuos como Tailandia, Vietnam, Indonesia, Malasia o Polonia, también están cerrando sus fronteras a nuestra basura. Aunque siempre nos quedaran las trampas legales- como declarándolos bajo otra calificación- o más países dispuestos a aceptarla como actualmente Afganistán o Pakistán.

Todo ello deja en evidencia que hay que dar un paso más y empezar por reducir el consumo de plásticos de un solo uso en primer lugar. Cada vez más personas apuestan por un estilo de vida que les acerque al residuo cero (conocido en inglés como zero waste) modificando sus hábitos de compra y consumo para generar menos residuos en nuestro día a día. Éstas adoptan prácticas como ir a comprar con los propios envases, adquirir productos a granel y no empaquetados o producir sus propios productos de limpieza o higiene, entre otros.  

Volviendo a las bolsas… Según Greenpeace cada español utiliza 144 bolsas de plástico al año- 6.800 millones de bolsas fabricadas cada año en este país. Y se estima que en cada bolsa de la compra que se lleva un cliente a casa, hay 3 bolsas de productos a granel, principalmente de frutas y verduras. Unas bolsas que se utilizan de media unos 15 minutos, tardan al menos 500 años en descomponerse y de las que solo se recicla un 7%.

El plástico es un material casi indestructible. Y aunque hay en el mercado materiales como los plásticos biodegradables, bioplásticos, oxoplásticos o plásticos compostables,  no hay mucho consenso en cuáles son realmente biodegradables, si se degradan en microplásticos o bajo qué condiciones concretas se compostan o terminan siguiendo el proceso de un residuo cualquiera.  Sea como fuere, estos materiales siguen requiriendo una extracción de recursos de la tierra y perpetúan una economía linear de producir-usar-tirar. ­­­­­

Aunque el mayor beneficio ambiental de las bolsas reutilizables es su uso (evitando así el uso de bolsas de plástico de un solo uso), para las bolsas Next Step quisimos que su producción fuera lo más sostenible posible en todas las fases de su ciclo de vida.

Nuestro proyecto ha querido apostar por la economía circular fabricando las bolsas de un 80% algodón reciclado y un 20% poliéster reciclado – aprovechando lo que de otra manera serían residuos destinados al vertedero o a la incineradora y convirtiéndolos en materia prima. Así pues, el algodón utilizado proviene de fibras de los retales pre-consumidor que suelen descartarse en las fábricas textiles mezcladas con poliéster para poderlas aprovechar creando tejidos resistentes.  Este poliéster proviene de fuentes post-consumidor como las botellas de PET recicladas.

Reciclando el poliéster reducimos nuestra dependencia del petróleo y reutilizando residuos textiles ahorramos una gran cantidad de energía y agua, se utilizan menos productos químicos en el procesamiento de las fibras y se preservan las tierras de cultivo. El cultivo y la producción de algodón convencional requiere de enormes cantidades de agua – 2.000 litros para conseguir 1 kilo bruto, ocupa el 3% de las tierras cultivables, usa el 25% de los pesticidas globales y el 25% de los plaguicidas y genera el 1% de las emisiones mundiales de los gases de efecto invernadero. A lo que tendríamos que añadir las afectaciones al agua, el suelo y la biodiversidad de las comunidades, así como a la salud de los trabajadores. Según la consultora Made-by, el algodón reciclado se encuentra entre las fibras mejor situadas a nivel de sostenibilidad.

Aunque utilizar algodón ecológico en las bolsas ya hubiera sido una mejor alternativa al convencional, el que encontramos no nos pareció suficientemente sostenible ya que, antes de llegar a nosotros, había viajado por varios países para cada proceso de su producción (por ejemplo, algodón cultivado en EEUU, hilado en Turquía, tejido en Portugal y teñido en España). Las Next Step se producen en India. Aunque pueda parecer extraño, es una de las opciones más sostenibles que hemos encontrado que se adaptara a nuestras necesidades (explicamos en más detalle la decisión en este post de Carro de Combate).

A nivel legislativo, la Comunidad Europea está empezando a regular para reducir el uso de plásticos de un solo uso. Recientemente ha elaborado una lista de 10 productos cuya comercialización dentro de la UE se prohibirá a través de una Directiva como los bastoncillos de las orejas, los cubiertos, platos y vasos, las pajitas, los agitadores de bebidas o los palitos de los globos. En cuanto a las bolsas – y como siempre tarde, España traspone otra directiva europea que prohibirá, a partir del año 2021, las bolsas de plástico en los supermercados incluyendo las llamadas “muy ligeras” utilizadas para la compra de fruta y verdura. Sólo se podrán ofrecer bolsas compostables.

Aunque algunas empresas y administraciones van asumiendo responsabilidad y tomando cartas en el asunto, se debe apostar más fuerte por medidas que pasen por el ecodiseño, la reducción de plásticos de baja calidad, tasas a los plásticos de un solo uso y contenidos mínimos de contenido reciclado que estimulen la inversión de plantas de reciclaje. Mientras tanto, los consumidores podemos empezar a adoptar medidas, ahora mismo. Y por lo que dicen los estudios, parece que la intención la tenemos; un 38% de los españoles damos prioridad a los envases reutilizables y un 30% a los productos mínimamente envasados. Vayamos más allá del reciclaje y reduzcamos nuestro impacto en el planeta y nuestra dependencia de los materiales.

Fuentes de información: Informe “Un món de plàstic” (Diari Ara), Libro “Tu Consumo puede cambiar el mundo” (Brenda Chavez), “Algodón reciclado; su contribución a la economía circular (slowfashionnext.com), “Reducir el exceso de plástico” (ambientum.com)

Un viaje a la Isla de la Plata (o la pequeña Galápagos)

Publicado en: Only Birds por Carmen Azahara. Texto original


En uno de nuestros descansos mientras trabajábamos en Ecuador, aprovechamos para visitar la Isla de la Plata, o como popularmente la conocen, la pequeña Galápagos. Esta isla es la manera perfecta para ver algunas de las especies de aves marinas que también se encuentran en las Galápagos sin gastarse una fortuna. Por eso, otra manera coloquial de llamarla es "la Galápagos de los pobres". 




Llegamos a Puerto López, una pequeña población costera. Podría decirse que practicamente todo el pueblo vive directa o indirectamente de los viajes turísticos de un día a la Isla de la Plata. Era solo dar unos pasos en el paseo marítimo y los "enganchadores" te abordaban para convencerte de que vayas con su compañía. Preguntamos a varios y elegimos el mejor precio. No conseguimos bajarlo de 30 dólares por persona. El precio incluía viaje en el barco, guía, almuerzo y un rato haciendo esnórquel. 


Si de algo puedo quejarme, es que me fue imposible convencer a nadie de que nos hiciera visita solamente enfocada en aves y llegando a la isla más temprano de las diez de la mañana, pero no hubo manera. Todos los tours eran calcos unas de otras en sus ofertas. Y en mi opinión llegamos demasiado tarde, cuando ya la calor pegaba bien. Aún así, la experiencia no nos defraudó. 

Detalle del ojo de ella
Los famosos piqueros patiazules (Sula nebouxii) fueron una de las primeras aves que nos recibieron al desembarcar en la isla. Sin importarles lo más mínimo la presencia humana, perfectamente podías estar cerca de ellos durante la caminata por los senderos de la isla que hicimos junto con los guías. 

Detalle del ojo de él
Como dato curioso, uno de las diferencias dimórficas de esta especie se encontraba en el ojo: como veis en las fotos, la hembra tiene un anillo oscuro alrededor de la pupila, haciendo que ésta se vea más grande que la del macho. También pudimos comprobar durante la visita la diferencia de voz entre sexos, siendo la llamada de la hembra más grave que la del macho. 

Rabijunco etéreo, Red-billed tropicbird (Phaethon aethereus)

Tal vez todo el protagonismo se lo llevaban estos piqueros, pero disfrutamos también de otras especies tan maravillosas como el rabijunco etéreo (Phaethon aethereus) o el piquero de Nazca (Sula granti). Con respecto al rabijunco, fue todo un "amor a primera vista" lo que sentí en ese momento, mientras surfeaba el aire que ascendía por los acantilados. Así que conseguí convencer al guía, y nos quedamos un rato más de lo previsto. Así, pude conseguir algunas fotos para recordar este especial momento. 

Rabijunco etéreo, Red-billed tropicbird (Phaethon aethereus)

piquero de Nazca o alcatraz de Nazca, Nazca booby (Sula granti)


Otras especies comunes en la isla, pero también en el resto de la costa ecuatoriana, son el pelícano pardo (Pelecanus occidentalis) y la fragata real (Fregata magnificens). De hecho, de la fragata no tengo ninguna foto en la isla porque en Ecuador eran como las "gaviotas de la playa", por lo que os he puesto una imagen de ellas descansando en un cable en Pedernales al final del post (arriba a la izquierda se aprecia un ejemplar con su particular bolsa gular roja).  

Pelícano pardo, Brown pelican (Pelecanus occidentalis)
Una vez terminada la ruta guiada, con explicaciones no solamente de aves, si no también con detalles botánicos e históricos, volvimos al barco para ir a una cala a hacer esnórquel, como os comenté al principio. Así que nos dimos un chapuzón mientras disfrutamos de la riqueza marina de la isla para luego volver a Puerto López alrededor de las cinco de la tarde. Sin duda, puedo decir que después de la visita, esta isla se convirtió en uno de mis rincones favoritos de Ecuador. 

fragata real, Magnificent frigatebird (Fregata magnificens)



Puedes leer y comentar el artículo completo en Only Birds

FOTOTRAMPEO: CACHORRO DE GINETA, ZORRO, CONEJO, RATA Y PERDIZ

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original

Desde el día de Reyes llevaba la cámara puesta y pensaba que estaría sin batería y con la tarjeta llena. Como quité la opción de vídeo y reduje la calidad de las fotos, tenía memoria y batería de sobra. El problema es que no la dejé bien colocada y enfocaba demasiado alta. Aún así, han salido algunas fotos interesantes. Cientos eran de zorzales rebuscando entre la hojarasca, pero pongo hoy una selección de los mamíferos y una perdiz (Alectoris rufa), especie que no había pillado antes. 

Unos ojos brillantes muestran una pequeña gineta (Genetta genetta)
Abajo a la izquierda una gineta parece mirar fijamente a la cámara
Este zorro (Vulpes vulpes) mira la cámara antes de pasar delante de ella
Este otro parece tener peor aspecto
Muchas veces lo que capturó la cámara fue una peluda cola 
con un mechón blanco en la punta
Esta vez el zorro pasó rozando la cámara

Este conejo (Oryctolagus cunniculus) parece curiosear al día siguiente de poner la cámara

Y este otro se lava tranquilamente sus partes delante de la cámara, 
en ese momento no debía haber zorros ni ginetas cerca
Bien plantada, aparece esta perdiz delante de la cámara
Una rata (Rata sp.) hace equilibrios en una rama

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

La gran problemática de los vertederos de RCD ilegales

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por analaforga. Texto original

A día de hoy,  todavía existen muchos ayuntamientos carecen de ordenanza municipal de residuos de construcción y demolición (RCD) e incumplen de forma sistemática la normativa que les obliga a dotarse de esa herramienta. Se han convertido así en “cooperantes necesarios para la comisión de delitos ambientales por parte de empresas y gestores ilegales de residuos de construcción”.

El incumplimiento generalizado de la Ley, especialmente del RD 105/2008, y la falta de ordenanzas municipales, o la no inclusión de los escombros no domiciliarios en estas, son la base del problema y el origen de buena parte de estos vertederos incontrolados.

Fuente: http://cartagenasisepuede.info/

Estos grandes vertederos ilegales, utilizados por empresas de todo tipo para enterrar lo que la ley determina que debe ser entregado a un gestor autorizado. También en este caso los ayuntamientos se sitúan en el origen del problema. La no solicitud de fianza al promotor–poseedor del residuo, hace que muchos gestores irresponsables entreguen los escombros a un gestor ilegal, ante la no obligación de presentar los correspondientes albaranes de entrega del residuo a una planta autorizada de gestión de RCD.

Desgraciadamente se trata de un hecho demasiado generalizado en todo el territorio nacional, que se cuentan por centenares los vertederos que practican una gestión irregular de residuos, básicamente consistente en recepcionar residuos de construcción y demolición que son directamente enterrados o abandonados, percibiendo dinero y por tanto ejerciendo una competencia desleal por dicha gestión, todo ello además sin las autorizaciones pertinentes para llevar a cabo ese tipo de actividad.

La gestión correcta de los “escombros” o residuos de construcción y demolición (RCD) es una de las principales asignaturas pendientes para la mayoría de los municipios españoles. Un aspecto importante es el volumen de este material; la construcción es el sector que más residuos genera, tras los urbanos, siendo responsable de la producción de más de 1 tonelada por habitante y año.

Con el objeto de evitar estas prácticas, los productores de RCD están obligados a incluir en los proyectos básicos y de ejecución un plan de gestión de residuos (PGR) en el que se acredite la correcta trazabilidad y gestión de los RCD generados, y su destino a valorización.

Si quieres saber más sobre los residuos de construcción y demolición, no te pierdas el curso “Gestión de Residuos de Construcción y Demolición y Elaboración de Plan de Gestión que impartimos desde el Instituto Superior del Medio Ambiente en colaboración con Ana Laforga.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

HERRERILLO, GAVILÁN Y GRULLAS

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel. Texto original


El pasado fin de semana volvimos al pueblo y como es habitual últimamente, hemos estado todos por los parques y en el lavadero. Como es "mi obligación" me llevo la cámara en el carrito porque la verdad es que siempre puede pasar algo medianamente interesante. En este caso, un herrerillo (Cyanistes caeruleus) cantaba en la antena de casa, un gavilán (Accipiter nisus) nos sobrevoló en el lavadero y un grupo de grullas (Grus grus) trompeteaba a lo lejos de vuelta al Norte.


Ahora que están muy activos, no consigo sacar a los herrerillos bien iluminados

Rapaz pequeña, alas cortas y redondeadas y cola larga, no falla: gavilán
Se acaba este falso invierno y se van las grullas

Puedes leer y comentar el artículo completo en Naturaleza en Santorcaz y otras tierras...

Ser Ambientólogo en Latinoamérica

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por ancogra90. Texto original

Cuando era aún un niño, tal vez sobre los 10 años me fascinaban los reportajes de naturaleza, principalmente los centrados en/ambientados en otros continentes. Para mí, un niño criado en la manchuela conquense, me imaginaba esas zonas como indómitas, con una fuerza de la naturaleza especial, selva virgen, mares de árboles, vegetación y animales coloridos, diversos, peligrosos…

Lo veía casi como un cuento. Sabes que existe, pero en ese momento me parecía imposible  llegar a formar parte de todo eso, como algo que no es posible alcanzar. ¿Cómo podía imaginarme, en ese momento, que algún día formaría parte del complejo eslabón que debe ajustar el difícil equilibrio entre los intereses económicos y productivos junto a la conservación de los lugares más maravillosos del planeta? Porque eso es lo que realmente significa ser ambientólogo en Ecuador.

Islas Galápagos. Ecuador. Foto: Ángel Collado

El 2014 fue un año que siempre quedará grabado a fuego en mi memoria. Recién graduado en Ciencias Ambientales, estaba tremendamente desilusionado por la situación laboral en España. Como nos pasa a muchos al acabar los estudios, tenía grandes dudas sobre mis propias cualidades, sobre si tendría las capacidades necesarias y estaría preparado para  enfrentarme a una situación laboral en el sector ambiental. Hasta dudaba de que algún día pudiese llegar a ser un profesional en medio ambiente. Te sientes tan pequeño, tan insignificante en esos momentos…

Tras una serie de coincidencias personales, hice algo que nunca hubiese podido imaginar que haría alguien como yo. Con 24 años tomé la decisión de lanzarme totalmente y emigrar a Ecuador. No conocía nada del sector ambiental, menos en Ecuador, no tenía experiencia laboral previa como ambientólogo, no conocía empresas ni organizaciones y apenas había realizado indagaciones previas. Sólo tenía nociones de la cultura ecuatoriana y algún conocimiento aproximado sobre su componente ecológico. Sin embargo, solicité la visa y a los pocos meses ya estaba allí.

Dejas a tu familia, tus amigos, todo tu entorno, para irte a un lugar lejano por un tiempo que no sabes cuánto podrá ser. Ya no vas a poder estar en cumpleaños, en bodas, en los nacimientos, cuanto tu familia te necesite, en los momentos duros, en los momentos buenos. Pero tienes un motor mucho más fuerte que todo eso, desbordas ilusión, energía, pasión. Sientes que quieres vivir, que no quieres desaprovechar la oportunidad y hacer algo que realmente de valor y sentido a lo que tú eres, a lo que quieres ser. Deseas probarte a ti mismo, decir que lo intentaste, que ante diferentes caminos en la vida elegiste el más difícil. Este tipo de decisiones despiertan un fuego en ti que nunca pensaste que tenías, que te llevará a donde nunca pensaste que lo harías.

Todos los deberes pendientes los tuve que realizar desde dentro del propio país. Toda una inconsciencia, pero tal vez es la mejor forma de tomar decisiones de éste tipo. Como dice el dicho, bien está lo que bien acaba, y finalmente logré formar parte de proyectos increíbles. Conocí lugares y gente, viví experiencias que realmente me cambiaron desde todos los aspectos. No como turista, sino como agente que forma parte de ese entorno, viví realmente Ecuador, viví su sector ambiental.

Foto: Ángel Collado

El objetivo de este blog es, a través de mi experiencia, contar los diferentes aspectos que se deben tener en cuenta para trabajar en Ecuador en particular, y en Latinoamérica en general. Dar a conocer aquellas consideraciones que se deben tener en cuenta, el cambio de mentalidad y conceptual necesario, vivencias técnicas particulares y todos aquellos consejos que puedan ser de utilidad para todo aquel que quiera vivir esta aventura.

Por encima de todo, mi deseo es motivar a aquellos estudiantes y recién graduados que piensan, al igual que yo pensaba, que no tienen qué aportar, que no son nada en especial para el sector ambiental. Porque es mentira. Las habilidades necesarias y desarrolladas en el mundo académico son diferentes a las que vas a desarrollar en el mundo laboral. Las habilidades que realmente necesitas son las de no rendirte, las de continuar cuando las cosas no salgan, el pensar que sí puedes cuando haya gente que te diga que no. En definitiva, creer que sí puedes convertirte en un auténtico profesional en medio ambiente.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies