Mortalidad de fauna en infraestructuras: la importancia de lo que no se ve

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por Jon Dominguez. Texto original

Una parte de la sostenibilidad que reclama la sociedad pasa porque el desarrollo de infraestructuras esenciales como carreteras, líneas de ferrocarril, proyectos energéticos o edificaciones de distinta naturaleza, implique el menor impacto posible sobre el medio ambiente. Para ello es necesario conocer con detalle cuales son las afecciones que provocan sobre los ecosistemas y sus elementos.

Uno de los impactos más comunes y evidentes es la mortalidad de fauna. Sin embargo, se trata de una afección difícil de concretar con precisión, y que requiere de técnicas de análisis que van más allá del mero registro de incidencias. Esto es debido a que la mortalidad real no presenta una relación directa con la efectivamente observada. Es decir, los eventos de mortalidad observados y asociados a la propia infraestructura no son todos lo que se producen, por lo que ceñirse a estos cálculos infravalora el impacto.

busardo ratonero

busardo ratonero electrocutado/ Fuente: SINC

El motivo es que la detección de cadáveres o restos de fauna por parte de los buscadores (normalmente humanos, pero también perros adiestrados) se ve condicionada por factores externos que introducen sesgos significativos. Así, se consideran tres fuentes principales de error:

1) la cobertura parcial de la zona de estudio, 2) la desaparición de cadáveres y restos antes de ser detectados, y 3) que no se registre la incidencia estando presente. Pero no solo.

También hay que tener en cuenta que la capacidad de detección de los buscadores puede variar en función de las características de la vegetación, la accesibilidad del terreno, las condiciones climatológicas, sus propias capacidades o el tipo y tamaño de la especie.

Las influencias son múltiples y suponen sesgos importantes en los cálculos, por lo que es fundamental corregirlos a posteriori. Para ello, se han desarrollado herramientas matemáticas que permiten acercar lo observado sobre el terreno a la realidad, y controlar, al menos en parte, las desviaciones asociadas. Existen varios modelos probabilísticos que, sin bien aún son parciales y poco generalizables, coinciden en cuáles son las principales variables de influencia que siempre deben monitorizarse: la permanencia de los restos y la eficacia de detección de los buscadores.

Cada una de ellas es propia de cada proyecto, ubicación y tipo de buscador. Por tanto, es indispensable que los estudios sobre la mortalidad no natural asociada a una infraestructura, cuenten con mecanismos de control de estos sesgos, estandarizados, fiables y adaptados a las necesidades concretas de cada situación, que permitan un acercamiento más realista al impacto que generan.

Paras terminar os dejo algo de bibliografía sobre el tema:

A review of searcher efficiency and carcass persistence in infrastructure-driven mortality assessment studies.

Estimating bird and bat fatality at wind farms: a practical overview of estimators, their assumptions and limitations.

Estimating wind turbine-caused bird mortality.

Jon Domínguez Del Valle, consultor en biodiversidad e impacto ambiental, es docente del curso del ISM Evaluación y Seguimiento del Impacto de los Parques Eólicos sobre la Fauna. Si estáis interesados en conocer y profundizar sobre las técnicas e estimación de la mortalidad de fauna en infraestructuras, no os perdáis la próxima edición del curso. Os esperamos.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

El sistema puerta a puerta con pago por generación como pieza clave del éxito en el incremento de la tasa de reciclaje de residuos

Publicado en: Comunidad ISM » Blogs por J.Vinas. Texto original

Vivimos en una sociedad basada en una economía lineal, centrada en la hipótesis de la abundancia, disponibilidad, facilidad de obtención y eliminación barata de los recursos, que describe una cronología de “extraer recursos-fabricar-utilizar-eliminar”. Cada día es más evidente que esta actitud no hace más que debilitar la competitividad de los mercados.

La evolución hacia una economía circular es esencial para cumplir el programa de eficiencia en el uso de los recursos de conformidad con lo establecido por la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Una mejora de la eficiencia en el aprovechamiento de los recursos puede aportar múltiples beneficios no solo económicos, sino ambientales, sociales y culturales.

Hacia una economia circular

Fuente: Informe COM UE (2014) , "Hacia una economía circular"

Paralelamente, el sector residuos trata de unificar esfuerzos centrándose en el poder legislativo de las administraciones, pero apoyado en todo momento del resto de stakeholders que tiene dentro de sus objetivos, la mejora continua de su actividad y procesos tendentes hacia lo comúnmente llamado “filosofía sostenible” o “filosofía circular”. Esto convierte al sector residuo en el “buque insignia” del cambio cultural para alcanzar lo que, bajo mi criterio, es el concepto más óptimo, que defino como “DESARROLLO SOSTENIBLE CIRCULAR”.

En línea de lo comentado, el 30 de mayo de 2018 se publicaron las nuevas directivas europeas de residuos, que suponen para los países comunitarios una mayor exigencia y el establecimiento de una serie de objetivos vinculantes en lo que se refiere al reciclaje y reutilización de residuos. Así, los Estados miembros tendrán que cumplir:

I. Objetivos para la reutilización y reciclaje de los residuos municipales: antes de 2025 el 55%, antes de 2030 el 60%, antes de 2035 el 65%.

II. Antes del 1 de enero de 2025 debe implantarse en todo el territorio la recogida selectiva de textiles y de residuos peligrosos de los hogares.

III. Antes del 31 de diciembre de 2023, debe establecerse la recogida selectiva de los residuos orgánicos o su reciclaje en origen (por ejemplo, en compostaje doméstico y/o comunitario).

¿Cuáles son los datos del reciclaje en España?

Cabe destacar cual es la composición media de los residuos domésticos en España:

composicion de residuos domesticos en españa

Fundación Economía circular (www.economiacircular.org)

En el año 2019, la tasa de reciclaje de residuos sólidos urbanos en España fue del 33,90%, lo cual nos evidencia que estamos relativamente distanciados de la media europea la consideramos en un 45% (Eurosat 2016) y teniendo en cuenta que este dato es de 2016 por lo que la media real de la EU en 2019 podrá estar por encima del 50%. Pero lo más preocupante es la cifra del 55% que exige la normativa europea para 2025, que parece realmente inalcanzable para España.

tasa de reciclaje en europa

Fuente: El País

Claves para mejorar la situación

Está claro que la concienciación ciudadana, y la educación ambiental en edades tempranas es la base para sembrar un futuro en el que el reciclaje de las fracciones en el domicilio se convierta en algo cotidiano y cultural. Dado que, en la actualidad, los “treintañeros” han nacido viendo en sus casas un único cubo de basura, y en el mejor de los casos dos cubos; mientras que los denominados “Generación T” (nacidos a partir del 2010), vienen a este mundo viendo, al menos, cuatro cubos en su vivienda, y en muchos casos alguna fracción más.

Pero no debemos olvidar, que la variable de concienciación ambiental es una tendencia pausada y a largo plazo, ya que es cuestión de tiempo que la sociedad se empape de la filosofía del reciclaje.

Sin embargo, y según las exigencias de Plan 2020, y de las necesidades reales de un planeta al borde del colapso, se necesitan estrategias cortoplacistas y con repercusión “causa-efecto” sobre los % de reciclaje. Los que nos dedicamos a la búsqueda de la “pócima mágica” para incrementar los niveles de reciclaje, tenemos claro que el sistema de recogida puerta a puerta con el pago por generación, es sin lugar a duda, el más exitoso. Este sistema es muy sencillo:

I. Cada ciudadano dispone de sus propios cubos para la segregación de los residuos, y se le asigna un código QR que se le suministrará en forma de pegatina. Esta deberá ser colocada sobre la bolsa o cubo.

II. En el caso de la fracción resto el ciudadano estará obligado a gestionar en residuo en una bolsa específica exigida por el ayuntamiento, que tiene un precio elevado (entre 0,50 y 1,00€ cada bolsa). Este coste hace que se incentive la segregación de los residuos, y que el ciudadano busque minimizar en número de bolsas que genera de fracción resto, para reducir lo máximo posible su coste.

III. La recogida de cada fracción es alterna durante la semana, de tal manera que cada día se recoge una fracción diferente, lo que permite a los equipos de recogida, la detección rápida y ágil de una segregación incorrecta.

IV. Los ciudadanos sacan al portal la fracción que corresponda cada día, y los servicios de recogida, (a través de un dispositivo específico, mayoritariamente una pulsera) proceden a la lectura de cada una de las bolsas, los casos en los que se detecte una segregación incorrecta son identificados y recibirán su correspondiente sanción económica. Las multas suelen estar entre 100€-300€.

sistema puerta a puerta

Fuente: xarxapenedes.cat

La experiencia en la implantación de este sistema en ciertos municipios españoles, nos permite afirmar que garantiza un incremento directo el primer año de implantación, de entre un 12% y un 18%, en la mayoría de los casos.

Todo lo anterior nos permite concluir que la concienciación ciudadana a través de una buena política de campañas ambientales, permite un incremento gradual de la tasa de reciclaje, mientras que la implantación del sistema de recogida de residuos puerta a puerta con pago por generación, es la mejor herramienta para la búsqueda de un incremento anual instantáneo de tasa de reciclaje de un municipio.

Jonatan Viñas colabora con el ISM como docente en el curso de Valorización de Residuos, el cual aborda los diferentes tipos de residuos objeto de valorización, analiza la legislación aplicable, situación inicial y la problemática asociada a su generación, y en base a ello trata de identificar y desarrollar las mejores técnicas disponibles de gestión y tratamiento mediante valorización desde el punto de vista técnico, económico y sostenible.

Puedes leer y comentar el artículo completo en Comunidad ISM » Blogs

BISBITAS, TRIGUEROS, TARABILLAS Y CORZOS

Publicado en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras... por Alfredo Doncel Moratilla. Texto original

Han pasado ya bastantes semanas desde la última vez que aparecía por aquí, un invierno lluvioso y los quehaceres del día a día de la familia, no lo ha permitido. Pero aquí estoy, porque el sábado pasado hice el segundo transecto del Seguimiento de Aves Comunes Invernantes organizado por la Sociedad Española de Ornitología. Como siempre, se trata de contar aves, no fotografiarlas, pero algo pude hacer a pesar de la tarea y del cielo muy cubierto.


Otro de los humildes pájaros marrones, un triguero (Miliaria calandra)
Bisbita común (Anthus pratensis) una de las aves invernantes
que pronto dejará nuestras tierras
Una tarabilla común (Saxicola torquata)
Una cogujada común (Galerida cristata)
Es raro que un corzo (Capreolus capreolus) no se pare un instante
a mirar cuál es el peligro aunque ya haya iniciado la carrera


Residuos encontrados en la inmersión

Los envases no permanecen inalterables en un medio hostil como es el marino; se van fragmentando paulatinamente hasta convertirse en microplásticos, al igual que el resto de componentes como etiquetado, tapones, anillas.

Botellas de agua

Algunos de los residuos son una clara evidencia de haber sido parte de vertidos de aguas residuales sin tratar, tales como bastoncillos de los oídos, compresas y aplicadores de tampones. España ha sido sancionada recientemente por incumplir la normativa Europea en materia de tratamiento de aguas y para muestra un botón. Además, es indicativo de las prácticas inadecuadas por parte de los consumidores de dichos productos a la hora de desecharlos, pues evidentemente fueron arrojados a un váter.

Aplicadores de tampón, compresas y bastoncillos

En cualquier caso es costumbre maltratar nuestros costas desde hace bastante tiempo; esta playa natural es lo poco que queda de aquel paraje arrasado durante la construcción del puerto deportivo de Marina del Este en los años 60. Por fortuna, aún con el puerto deportivo y la playa artificial contigua construida para regocijo de las urbanizaciones, es tal la biodiversidad de ésta y de la costa aledaña, que a pesar de los impactos directos que la amenazan en 2015 fue declarada Zona de Especial Conservación. Lamentablemente estas zonas no entienden de líneas imaginarias trazadas en un mapa, y menos si nuestros residuos campan a sus anchas entrando, saliendo, ensuciándolas y contaminándolas.

Brick, anillas packaging, pajita y envoltorio pajita

Por mucho que limpiáramos, antes de marcharnos otra oleada de basura estaba lista para desembarcar con la siguiente marea, el flujo es continuo.

Bolsas y envoltorios flotando
Otros envases y envase de alimentación
Envoltorios de snacks, tabaco y pañuelo higiénico
Ancla, boya, corcho, redes, etc relacionadas con la pesca
Poliespan, cinta embalar, fragmento vajilla desechable, hilo pesca
Mechero, capuchón boli, picos de sombrillas

Todas las fotografías e imágenes de vídeo han sido tomadas en este pequeño arenal, hay más, es sólo una selección; cada playa, roquedo o fondo a lo largo de todo el litoral apechuga con lo suyo, que no es poco.

Por Javier de los Reyes

@jareyme

Puedes leer y comentar el artículo completo en Ecopixeladas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies