CORZOS, AGUILUCHOS, BAÑOS DE JABALÍES, LIBÉLULA…

Ha pasado un poco de tiempo desde que no salía por Santorcaz, y he tenido que madrugar mucho este sábado para no pasar demasiado calor. La verdad es que no han salido muchos pájaros, pero en cambio he llegado a ver hasta cinco corzos (Capreolus capreolus). 

Amanecer en Santorcaz
Enseguida, desde un sitio alto pude ver, un primer corzo y con algo de tiempo aparecieron dos más, sus crías. Después, a media mañana vi otra corza, esta vez con una sola cría, y que no pude fotografiar.

A pesar de la vegetación, los escudos anales blancos delatan a veces a los corzos
Los que no fallan nunca, son los aguiluchos laguneros (Circus aeroginosus). Esta vez había uno de los juveniles comiendo insectos en el rastrojo mientras su padre vigilaba a distancia.

Aguilucho juvenil, muy oscuro
Macho adulto, se nota la cabeza más clara y los hombros blancos
La cosecha de fotos de pájaros no dio para mucho más, debe ser que no era cuestión de salir al descubierto con tanto sol.

Alcaudón común  (Lanius senator) en una coscoja

Pito real (Picus viridis)
Un pequeño buitrón (Cisticola juncidis)
No obstante, también me entretuve con los rastros que dejan los jabalíes (Sus scrofa): su bañera y su rascadero.

Toda la fuente era barro, la vegetación la habían destrozado
Todos los alrededores estaban llenos de salpicaduras de barro
En la rugosa corteza de un quejigo, se quitan el barro, dejando también pelos y parásitos
Acabo con una bonita libélula, probablemente una hembra, por lo que es más difícil conocer su especie.

A pesar de sus delicadas alas...
... son unas criaturas prodigiosas, siempre listas para volar


Puedes leer y comentar el artículo completo en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras....

Alumnos del Máster en Gestión Ambiental en la Empresa 2016/2017, os deseamos muchísimo éxito

El pasado mes de Junio finalizaron las clases los alumnos de la edición 2016/2017 del Máster presencial en Gestión Ambiental en la Empresa.

Como Coordinadora del Máster, a lo largo de estos meses he podido observar muy de cerca el desarrollo a nivel académico y personal de cada uno de ellos. Este año hemos tenido un grupo extenso y dinámico de 30 alumnos. La mitad de ellos comenzaron este Programa de Postgrado recién terminados sus estudios de Grado mientras que el resto concluyó su formación universitaria entre 2009 y 2015. Aproximadamente el 30% de los alumnos no tenía experiencia profesional en medio ambiente, el 40% había trabajado o realizado prácticas durante menos de un año, el 20% de uno a dos años y en torno al 10% restante contaba con algo más de experiencia en empresas u organismos del sector en el momento de iniciar el Programa.

Ocho meses más tarde, tras la finalización del periodo lectivo, los conocimientos en herramientas de gestión ambiental e informáticas que han adquirido, la mejora en diferentes competencias (organización del tiempo, trabajo en equipo, toma de decisiones, habilidades de presentación y comunicación, técnicas de negociación, etc.) y un buen plan de búsqueda de empleo han sido fundamentales para el posterior desarrollo profesional de cada uno de ellos y por tanto, para su incorporación al mercado laboral.

El Máster presencial en Gestión Ambiental en la Empresa se desarrolla en tres fases:

Este año, el 90% de nuestros alumnos han comenzado prácticas en empresas antes de finalizar el periodo lectivo. Durante los últimos meses han tenido que compaginar la actividad en el aula con el trabajo profesional, un importante esfuerzo realizado que es digno de admiración.

El Máster incorpora como parte de su proyecto formativo un periodo de Prácticas Profesionales en Empresas, Consultoras u Organismos de Medio Ambiente, cuyo objeto es completar la formación de los alumnos mediante la aplicación, en un entorno real, de las habilidades y conocimientos adquiridos en el Máster.

Las empresas en las cuales se encuentran desempeñando funciones propias de un profesional del sector del medio ambiente son las que detallo a continuación:

  • Empresas de Consultoría: SINCE02, AMBINOR, ECONIMA, SUSTANT, PKF ATTEST, ARGONGRA.
  • Empresas Industriales o de Servicios: SIGRE, ESINDUS, SIEMENS, LEROY MERLIN, IBERIA, ALIAD, EDP RENOVABLES.
  • Empresas de Servicios Ambientales: URBASER, Ferrovial, FCC, SACYR, Safetykleen.
  • Organismos Públicos Ambientales: Seprona, Fundación Biodiversidad.

Alumnos/as de la edición 2016/2017 del Máster presencial en Gestión Ambiental en la Empresa

Durante las próximas semanas tendrán que seguir compaginando sus prácticas en empresa con la preparación del Proyecto Fin de Máster que presentarán y defenderán a finales de Septiembre.

Tanto todo el equipo del ISM como yo les deseamos muchísimo éxito en esta nueva etapa profesional que están comenzando. Actualmente estamos realizando entrevistas con alumnos interesados en participar en la siguiente edición del Máster en Gestión Ambiental en la Empresa 2017/2018 con la satisfacción y seguridad de que esta nueva edición que comenzará en Octubre será tan exitosa como la de este año.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.

COSTA DEL JURÁSICO Y PARQUE DE LAS UBIÑAS, EN ASTURIAS



Estamos recién llegados de la primera parte de las vacaciones, y no nos cansamos, hemos vuelto a disfrutar de las costas y las montañas asturianas. Con una pequeña de 22 meses, el protagonismo no ha estado en disputa, siempre lo tiene ella, y sin embargo hemos vuelto con una buena cosecha de fotografías de la naturaleza, que no tardo más en compartir con los lectores.
Llegamos a Ribadesella con un día estupendo y además de sus casas de indianos, su playa y su río Sella, enseguida me entretuve con algunas gaviotas que comían el pan que algunos niños les daban.

Gaviota patiamarilla (Larus michaellis) a la izquierda y gaviota reidora (Larus ridibundus)
Los jóvenes de gaviota patiamarilla tienen un plumaje menos llamativo
La primera mañana amaneció lluviosa y fresca, así que nos fuimos al Museo del Jurásico de Asturias, y aunque Silvia aún es muy pequeña lo disfrutamos bastante.  Después de comer en Lastres, nos fuimos a la playa de La Griega, en busca de las huellas que los dinosaurios dejaron hace más de 70 millones de años.

Con plumas en vez de escamas, como muchos tuvieron en realidad,
 los dinosaurios tienen otro aspecto
Una de las huellas de un dinosaurio era tan grande que no tenia nada a su escala,
 excepto un bichillo que pasaba por allí
El día siguiente amaneció más despejado, pero aún demasiado fresco para bañarse, así que hicimos parte de la ruta que, bordeando la costa, va desde Isla a la Playa de la Griega.

La ruta sigue la costa, dominada por acantilados...
... y zonas de rasas mareales.
En los prados abundaban las tarabillas (Saxicola torquata)
Y algunas se posaban en las flores de las zanahorias silvestres
También había jilgueros (Carduelis carduelis)
Un joven cuco (Cuculus canorus) chillaba desde una rama seca
También había recién llegadas a la costa, como esta lavandera boyera (Motacilla flava) de 
la subespecie centroeuropea
A la vuelta a La Isla, estuve trajinando entre las rocas
Había anémonas al aire de la especie Anemonia viridis
Grandes algas llamadas laminarias
Pequeños peces en los charcos junto a lapas y caracolas
Y una roca con una forma sospechosa, que indagaré a ver de qué se trata. Edito: preguntados los técnicos del Museo del Jurásico de Asturias, amablemente me han dicho que que se trata de microbialitas: rocas formadas por microbios que atrapan sedimento y afectadas por grietas de desecación.
Entrando desde la costa, apareció trinando un grupo de zarapitos
Al final nos remojamos un poco en la playa, porque era nuestro último día. Al día siguiente, que ya salimos hacia la montaña, hicimos dos paradas intermedias: el Mirador del Fito, que estaba cubierto de niebla y la Iglesia prerrománica de Santa Cristina de Lena.

Iglesia prerrománica de Santa Cristina de Lena
Mientras esperábamos a entrar, nos sobrevoló un milano negro (Milvus migrans
que estaba mudando las rectrices de la cola
Llegamos a nuestro destino: Traslacruz, una pequeña aldea rodeada de bosques y prados, en el Parque Natural de Las Ubiñas - La Mesa, y donde desde la puerta de la casa en que nos alojábamos ya podíamos ver un montón de animales.

La pequeña aldea de Traslacruz
Todos los días venían a comer manzanas caídas algunos arrendajos (Garrulus glandarius)
Había muchos papamoscas grises (Muscicapa striata) capturando insectos
Y entre los arbustos, muchos petirrojos (Erithacus rubecula)
Había también una pareja de ratoneros (Buteo buteo) juveniles que 
chillaban y sobrevolaban el pueblo
Sobre el fondo de las nubes son muy oscuros
A veces pasaban tan cerca que no daba tiempo a enfocarlos
y finalmente se posaban en los castaños
Y allí seguían chillando

Al día siguiente con un sol de justicia, subimos al Puerto de la Cubilla, dejando abajo los bosques y disfrutando de los prados de diente que mantienen vacas y caballos.

Prados de diente en el puerto de la Cubilla, con muchas vacas y caballos
En la propia carretera también había vacas y terneros
Las vistas y la carretera son espectaculares
Empezando a caminar, nos topamos con un encierro de vacas, así que 
nos volvimos un momento al coche hasta que las encerraron y separaron en una corraliza
Hasta los asturcones y sus potros salieron corriendo ante
 los chillidos de vaqueros y mugidos de vacas
Había muchas aves alpinas, pero sólo pude fotografiar a este bisbita campestre (Anthus campestris)
Entre las rocas se soleaban las lagartijas roqueras (Podarcis murales)
Y en los regatos y charcas había muchas ranas verdes (Pelophylax perezi)

Otro día subimos a un pintoresco pueblo: Tuiza de Arriba, e iniciamos una marcha hacia el Refugio del Meicín. No llegamos, hacía calor y cargar con una niña de unos 14 kg, no ayudaba tampoco. Aún así, lo disfrutamos igualmente.

Camino al Meicín con las Ubiñas al fondo
Aún se conservan los cercados de piedra en algunos prados
Como siempre que hay prados las tarabillas nos observaban
De entre los arbustos salió un acentor común (Prunella modularis) que se posó cerca,  
y con el pico abierto demostraba que hacía mucho calor
Sobre los prados de siega una pareja de cernícalos (Falco tinnunculus) estuvieron de caza
Algún insecto debieron coger porque con las garras llevaban algo pequeño...
... y pronto volvían a buscar más presas
Sobre una teja, una lavandera blanca (Motacilla alba) empezó a acicalarse...
... de vez en cuando nos miraba...
... pero enseguida volvía a arrascarse
Nuestro último día lo pasamos haciendo parte de la Senda del Oso, entre Tuñón y Proaza. Se trata de una senda adecuada para ir con carrito y con el aliciente de ver osos cantábricos en unos cercados.

La senda es practicable para todos los públicos y
en algunos tramos proporciona una refrescante sombra
Al final pudimos ver tres de los cuatro osos (Ursus arctos) que tienen en los recintos,
y que al igual que nosotros, necesitaban refrescarse

En definitiva unas intensas y estupendas vacaciones en familia, rodeados de naturaleza, paisajes, historia, cultura y... ¡algunas fabes! 






Puedes leer y comentar el artículo completo en: Naturaleza en Santorcaz y otras tierras....

Los Pueblos Apalachenses

Los Pueblos Apalachenses

Los Pueblos Apalachenses en las estrategias de desarrollo

Los Pueblos Apalachenses son un ejemplo donde se une la geología con el desarrollo turístico, rural y económico de pequeñas poblaciones. Se sigue la geología apalachense que hay en España recorriendo el Sendero Internacional de los Apalaches (SIA). Son un ejemplo de desarrollo basado en el  turismo geológico, un desarrollo sostenible y accesible para los turistas y sus habitantes.

A través de todo el recorrido del SIA, se recorren pueblos llenos de encanto, historia y cultura que no nos dejarán indiferentes. Desde la Asociación se ha creado el distintivo de Pueblo Apalachense para difundir la marca del SIA y ayudar en la señalización del sendero. Todos los pueblos adheridos conocen el proyecto de primera mano, los Alcaldes y Alcaldesas nos brindan su apoyo y junto a ellos se hace difusión de las actividades que cada pueblo realiza así como la creación de eventos que promocionen conjuntamente el SIA y las actividades culturales y educativas que se desarrollan en ellos.

El metacrilato representa el logo del SIA® y la parte inferior esta reservada para indicar la comarca o zona a la que pertenece el Pueblo Apalachense.

Sobre la base geológica de los Apalaches se suman las costumbres, historia, cultura, gastronomía, leyendas, etc. de cada lugar que le dan un valor único al turismo y al turista, ya sea de naturaleza o urbano.

Es una iniciativa única en el mundo que hay que conocer y disfrutar paso a paso.

Para las empresas y alojamientos, también existe un distintivo para poder poner de cara al público:

Pueblos Apalachenses a día de hoy

Hoy en día existen 9 Pueblos Apalachenses, pero su número seguirá creciendo mes a mes.

  • En Logrosán podemos visitar el Complejo Museo-Minas de Logrosán y subir al Cerro San Cristóbal. Además es punto de información del SIA.
  • En Alía esta la flecha que encendió el pebetero en las Olimpiadas de Barcelona 92 en su Centro Museo gráfico y Cultural El Silo de Alía.
  • En Higuera de Albalat podemos visitar su Centro de Actividades sobre las Abejas y la Biodiversidad (CASAB).
  • En Navatrasierra está el Centro de Interpretación del Fósil.
  • Deleitosa es conocido a nivel mundial por la publicación en la revista LIFE  del reportaje “Spanish Village” que hizo en la localidad Will Eugene Smith en 1950 . Si se van en caravana hay un punto limpio para su puesta a punto.
  • En Casas de Miravete está el Geocentro Monfragüe y el Observatorio Sstronómico de la Era de los Santos.
  • En Cañamero podemos visitar el Centro de Visitantes del Geoparque Villuercas – Ibores – Jara.
  • Berzocana cuenta con el Centro de Interpretación de la Historia de las Villuercas.
  • Guadalupe es Ciudad Patrimonio de la Humanidad y Patrona de la Virgen de Guadalupe.

Poco a poco se siguen sumando más pueblos a esta iniciativa única en el Mundo y que es un granito de arena más en la promoción de la riqueza de estos pueblos.

Enlaces de interés

Sendero Internacional de los Apalaches

Pueblos Apalachenses

Os esperan en el sendero más largo del mundo, unión de culturas a ambos lados del Océano Atlántico donde la geología se une con el Patrimonio Histórico y Cultural.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Turismo Geológico.

Vidas de cambio climático

Olas de calor abrasivas, aumento de sequías o fenómenos meteorológicos severos cada vez más intensos y frecuentes… ¿Te gusta el nuevo clima?

Estos son solo un par de los numerosos efectos del cambio climático, y el IPCC, organismo encargado de evaluarlo, nos alerta de que sus impactos serán cada vez mayores y más violentos si no hacemos nada para remediarlo.

Suzanne Ouedra (campesina de la comunidad de Fanka) muestra, durante la distribución de semillas, cuáles son las hojas con las que se están alimentando este último año de sequía y falta de alimentos. La sequía y el aumento de los precios de los alimentos sitúa a las personas que habitan el Sahel Burkinabes en riesgo de inseguridad alimentaria. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y un obstáculo para combatir el hambre

Sí, la lucha contra el cambio climático forma parte de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por las Naciones Unidas para reformar el mundo en que vivimos.

Exactamente es el número 13, y tanto este como el resto de los que forman parte de la Agenda 2030 deben lograrse durante los próximos 15 años.

Partiendo de la realidad de que el cambio climático es perjudicial para todo el planeta y para los seres que lo habitan, y que sus efectos se agravarán en el futuro, 193 países aceptaban hace tan solo dos años la necesidad apremiante de tomar medidas para frenarlo. Se comprometían, por ejemplo, a impedir el incremento de la temperatura media del planeta por encima de los 2 grados.

Acuerdos como el de París son imprescindibles cuando vivimos en un mundo desigual, y cada día se evidencia aún más que el cambio climático agudiza este desequilibrio entre regiones desarrolladas y en desarrollo.

Precisamente, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura pone el foco en este punto y trabaja para concienciar sobre la enorme amenaza que supone el cambio climático a la hora de conseguir eliminar la pobreza, el hambre mundial y garantizar la seguridad alimentaria.

Al cambio climático no se le espera, ¡ya ha llegado!

Los países desarrollados parecían haber admitido al fin su responsabilidad como principales fuentes emisoras de gases con efecto invernadero.

Pero ha sido una breve ilusión. Una potencia mundial como EE. UU. decidía dejar el problema en manos del resto del planeta y abandonar recientemente el Acuerdo de París al considerar que este implicaba una gran pérdida de empleos y una redistribución de su riqueza hacia otras naciones.

Ante noticias de esta envergadura, cabe plantearse si realmente sirven para algo las responsabilidades contraídas por los líderes mundiales, o si las cumbres se realizan por cuestiones de marketing más que para buscar soluciones factibles.

Hay personas, familias y comunidades que no pueden perder el tiempo planteándose estas cuestiones. Ya están sufriendo los efectos de un cambio climático, que si bien nos afecta a todos y todas, no lo hace por igual. Y es que, los que menos tienen, son los más vulnerables ante él.

Lluvias violentas y rápidas, junto con sequías prolongadas. Un clima extremo. Este es el día a día de Burkina Faso.

El resultado: cultivos que se pierden debido a las inundaciones o cosechas que no maduran por la falta de agua, degradación de los terrenos y suelos menos aptos para las labores agrícolas, agricultores y agricultoras que pierden su medio de vida y familias que no disponen de suficientes alimentos para sustentarse hasta la llegada de la próxima recolección.

En Burkina Faso, un 80% de su población vive de la agricultura y la ganadería. Las familias trabajan pequeñas explotaciones, cuyos cultivos están destinados a cubrir las necesidades alimenticias de la unidad familiar.

Una gran mayoría de la población rural, el desarrollo de una agricultura prácticamente de subsistencia, la escasez de agua o un bajo índice de crecimiento convierten a Burkina Faso en una región muy indefensa ante las temperaturas cada vez más extremas.

Según los datos de 2016 del Índice Global del Hambre, este país se sitúa dentro de la lista de naciones afectadas de forma grave por el hambre: un 20,7 % de su población padece desnutrición, un 32,9 % de los niños y niñas menores de cinco años sufren retraso del crecimiento  y la tasa de mortalidad infantil en menores de cinco años es del 8,9 %. Además, Burkina Faso ocupa el puesto 185 según el Informe de Desarrollo Humano 2016, precediendo tan solo a Chad, Níger y República Centroafricana.

Maïmouna dando de beber agua a su hijo. El aumento de la intensidad de las precipitaciones facilita la aparición de períodos cálidos y secos más largos, con riesgos periódicos de sequías y de inundaciones. Alrededor del 10v% de la población sufre hambre crónica y casi el 50 % vive en la pobreza. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Mientras los líderes políticos deciden ignorar el problema, otras entidades se enfrentan a él. Oxfam Intermón trabaja en Burkina Faso con proyectos de distribución de simientes más fuertes y con un ciclo de crecimiento rápido, e impulsa los Comités de Alerta Temprana para que los agricultores y agricultoras tengan acceso a información sobre el tiempo.

Pascaline en su plantación de sorgo junto a Yasmina Bona, del departamento de comunicación de Oxfam Intermón. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

El cambio climático es un desafío real y global. Pero… ¿está todo perdido? ¿Puedes hacer algo? Da respuesta a estas preguntas en la guía El Cambio Climático y conócelo a fondo.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: Comunidad ISM » Blogs.

No se pueden hacer barbacoas en los montes de la Comunidad de Madrid

Quizá estamos demasiado acostumbrados a los titulares sobre incendios forestales, incluso a aquellos que implican la pérdida de vidas humanas. También son cada vez más frecuentes las señales de alarma sobre los daños irreversibles sobre el patrimonio natural que implican, en un contexto de cambio climático, los incendios forestales. En un escenario de aumento de las temperaturas y cambios en la distribución de las precipitaciones, la recuperación de los ecosistemas quemados es algo más que cercano a la utopía.

Y si bien podríamos indignarnos y poner el grito en el cielo diciendo que pagan justos por pecadores, lo cierto es que el aumento de la presión de uso de los espacios naturales para el recreo necesita una regulación adecuada que limite riesgos innecesarios. Sobre todo aquellos que tienen consecuencias intolerables.

¿Disfrutar de tiempo en contacto con la naturaleza? Sí, claro. Pero de una forma respetuosa con el entorno y el derecho a otros usuarios –presentes y futuros- del disfrute de esos mismos paisajes que utilizamos de escenario para nuestras actividades al aire libre. Un bocata y una tartera nos pueden proveer las viandas cuando vamos de excursión. ¿Hay algo más campestre que la tortilla de patata o los filetes de lomo con pimientos fritos?

El caso es que desde este verano de 2017 ya no se pueden hacer barbacoas en los montes de la Comunidad de Madrid. Así se determina en el Decreto 59/2017, de 6 de junio, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan Especial de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid (INFOMA).

Esta norma establece que en todos los montes o terrenos forestales (y, además, en una franja que los circunda de anchura variable en función de la clasificación del suelo) está prohibido utilizar fuego para cocinar o calentarse.

Sí se contemplan una serie de acciones o actividades relacionadas con el fuego que serían susceptibles de autorización. Así pues, el Director General competente en materia de protección ciudadana podría autorizar el uso del fuego en los siguientes supuestos especiales:

  • Prácticas con fuego llevadas a cabo por el personal del Ministerio de Defensa o del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad.
  • Uso del fuego para cocinar y calentarse para los trabajadores forestales que estén realizando obras autorizadas en el monte.
  • Uso del fuego para cocinar y calentarse los trabajadores de edificaciones en construcción.
  • Empleo de fuego en fiestas y romerías tradicionales, eventos culturales, festejos o similares, distinto al lanzamiento de cohetes, fuegos artificiales y material pirotécnico, o lanzamiento de elementos artificiales que puedan provocar ignición (cohetes, fuegos artificiales, farolillos voladores, etc.).

Y ¿qué pasa con las barbacoas en áreas recreativas? Pues que están en terrenos forestales. Hasta ahora, en época de peligro bajo y salvo prohibición expresa por riesgo de incendio forestal, se permitía hacer barbacoas en estas instalaciones. La nueva norma fija la prohibición el uso de barbacoas, fijas o portátiles, durante todo el año.

Quizá recordemos con morriña alguna escena familiar alrededor de una parrilla llena de chuletas de cordero sobre unas buenas brasas de palotes recogidos por el campo. O alguna batalla de juventud alrededor de una paellera. Pero saber que no lamentaremos más muertes causadas por una imprudencia caprichosa justifica con creces esta prohibición.



Puedes leer y comentar el artículo completo en: productor de sostenibilidad.

agregador de ambientólogos con blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies