Archivos de la categoría movilidad

¿Nos Movemos? Semana Europea de la Movilidad, nosotros participamos ¿y tú?

A partir de mañana en Málaga se desarrollarán un gran número de actividades con motivo la Semana Europea de la Movilidad, que se desarrollarán desde el día 16 al 22 de septiembre de 2014 un gran numero de acciones con bajo el lema “Una calle mejor, es tú elección”. Con el objetivo de contribuir a la [...]

Probando la eNV 200

Uno se curra intentar ser alguien en temas de ciclismo urbano y solo lo llaman para probar coches eléctricos. ¿Qué estoy haciendo mal? xD Pues la verdad es que nada, precisamente la gente de Nissan me llamó para probar la furgoneta eléctrica eNV 200 por tener un blog de bicis.

Fue una apuesta novedosa del equipo de social media el llevar a gente «distinta» de los periodistas y blogueros de motor para que probásemos la mezcla entre su NV 200 y el Leaf. Yo iba en representación de España, el italiano tenía un blog de nuevas tecnologías, el neerlandés creo que un coche de la competencia, el ingles… si ya, que parece un chiste.

Yo hubiera buscado un modelo más guapo, la verdad.

Yo hubiera buscado un modelo más guapo, la verdad.

De la eNV 200, obviamente, no me interesa el par motor ni la capacidad de carga sino como de bien se conduce y la autonomía. Y a mí, que no me gusta nada conducir, me maravilló. No se si es por lo silenciosa que es, por la posición más elevada o por el cambio automático, pero me encantó. Hasta mi acompañante me comentó el cambio que había pegado de la mañana a la tarde en cuanto a soltura (he cogido un coche 3 o 4 veces este año). Y la autonomía, de 140 km, es más que suficiente para hacer unos cuantos repartos y, como no emite, se puede meter dentro de los mercados.

Y sí, me pusieron a cargarla xD

Y sí, me pusieron a cargarla, que le caben 3 bicis xD

Ya había probado otros eléctricos (mismamente el propio Leaf en el que está basada la eNV 200) pero esta era la primera vez que me metía en una ciudad en hora punta con uno de ellos. Y es alucinante ver a la gente asustarse y preguntarse «¿De dónde ha salido esto?».

Otra de las cosas que me llaman la atención de los nuevos eléctricos es su capacidad para verter su carga en una batería que sirve para alimentar, por ejemplo, una vivienda, reduciendo así el gasto de electricidad. El coche se puede cargar en las horas de tarifa valle y usar esa electricidad en horas pico. Me comentaron también que tienen un sistema de gestión integrado de baterías en el que está incluido revenderlas para uso doméstico cuando ya su autonomía no las hace útiles en un vehículo

 

 

Un helado gracias a la energía de un coche.

Un helado gracias a la energía de un coche.

 

Disfruté muchísimo la experiencia que preparó la gente de Nissan para los blogueros por Barcelona y quisiera agradecer especialmente que contaran conmigo a Elisenda Fornols, la que me sufrió (aunque ella diga que yo la sufrí a ella) durante todo el día.

El resto de fotos en el FB de Nissan.

La entrada Probando la eNV 200 aparece primero en 1/4 de ambiente.

Movilidad urbana, a secas.

Hace unos días publicaba Mauricio Bermejo una brillante reflexión sobre el uso abusivo que estamos haciendo del término sostenibilidad. Me viene a la cabeza según leo “Plan de Movilidad Urbana Sostenible”. Quizá la definición dada en 2006 en la Guía práctica para la elaboración e implantación de planes de movilidad urbana sostenible (PMUS) del IDAE fuese bastante ilusionante:

Un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, PMUS, es un conjunto de actuaciones que tienen como objetivo la implantación de formas de desplazamiento más sostenibles (caminar, bicicleta y transporte público) dentro de una ciudad; es decir, de modos de transporte que hagan compatibles crecimiento económico, cohesión social y defensa del medio ambiente, garantizando, de esta forma, una mejor calidad de vida para los ciudadanos.

bicitransportePero la realidad en 2014 hace desconfiar bastante del uso de la palabra “sostenible” en las proximidades de los términos “movilidad” y “urbana”. Salvo casos excepcionales, la movilidad urbana sostenible ha sido la excusa perfecta para enterrar dinero público en carriles y aceras bici que no van a ninguna parte. En ocasiones no son capaces ni de mejorar la seguridad del ciclista urbano. También ha permitido extender y subir las tasas de las zonas de estacionamiento regulado, adjudicar servicios de préstamo de bicicletas, etc.

Todo ello con la excusa de la sostenibilidad, pero ¿realmente se está priorizando en medidas compatibles con el crecimiento económico del conjunto de la sociedad o de empresas distintas de las adjudicatarias de las obras y servicios contratados con dinero de todos? ¿se está consiguiendo algún tipo de cohesión social o se están creando zonas de acceso exclusivo a unos pocos privilegiados? ¿se consiguen mejoras ambientales fomentando la renovación del parque móvil?

Los objetivos son claros ¿eliminar el motor de combustión de la ciudad y favorecer el tránsito ciclista? No, por supuesto que no. Necesitamos que las fábricas de coches sigan funcionando, que se sigan pagando impuestos por la compra de combustibles fósiles y, sobre todo, que te dejes unas monedas en la hucha municipal: más y mejores parquímetros y afán recaudatorio en una nueva atracción turística: dotamos al centro de la ciudad de una flota de bicicletas eléctricas y puntos de recarga poco o nada funcionales para cualquiera que no viva y trabaje en el centro de la ciudad. Todo muy sostenible.

Habría que hacer balance del gasto de dinero público teniendo en cuenta que si es más caro no es realmente sostenible. Existen muchas alternativas para mejorar la movilidad urbana reduciendo la contaminación y mejorando la cohesión social que no pasan por el despilfarro en infraestructuras que no son funcionales o que difícilmente se amortizarán, pero no dejan comisiones.

¿Se imaginan que para favorecer una movilidad urbana más sostenible dejamos de gastar dinero en pintar las aceras de rojo o garantizar los ingresos de la concesionaria de la publicidad en espacios públicos y empezamos a bajar las tarifas del transporte colectivo?

El último viaje del 106.

Peugeot 106 en Majaelrayo

Su historia empezó cuando el abuelo tuvo que jubilar el viejo 127. Color gris metalizado (que le daría el apodo de Silver, como la montura de El llanero solitario) era el coche disponible en el concesionario en aquel momento. También traía elevalunas eléctrico como único extra de serie. Por no tener no tenía ni altavoces, como pudimos comprobar cuando, heredado, corrimos a comprarle un radio cassette. Fue unos días después de que el abuelo nos sorprendiera con que dejaba de conducir. No se sentía con ánimo o fuerzas de renovar el permiso de conducción. Quizá los problemas de vista que detectaríamos años más tarde empezaban a jugarle malas pasadas al volante.

Así fue como jubilamos el BX, que esos días había quedado en coma, necesitado de una cierta inversión para volver a andar. Pasé de conducir un vehículo que se medía en eslora (y chupaba gasolina sin cesar) a un utilitario que se aparcaba en cualquier parte y cuyo consumo, de diesel, era comparable al de un mechero. Mimado al extremo, aquel coche cuyo máximo recorrido habían sido un par de visitas a Cuenca empezó a conocer mundo: los nietos de su anterior usuario lo condujimos por la costa mediterránea hasta llegar a dar una vuelta por el trazado del mítico circuito de Montecarlo, a conocer las playas del Algarve portugués y la puesta de sol en cabo de San Vicente, de vuelta a Francia para recorrer los castillos del Loira…

Saqueado en Montpellier, debía ser un coche fácil de robar. Con o sin daño aparente en la cerradura, cada poco tiempo alguien lo abría, hasta que acabamos por no dejar nada dentro. La cartera con la documentación pasó a ser un bolsito con los papeles, los chalecos, la llave de tuercas, el frontal de la radio y cualquier otro elemento móvil que hubiese sido pertinente llevar a bordo. Nada que ver con la colección de chatarra que acumulaba el maletero del BX y que fue desapareciendo del 106. Quizá la combinación cortacorriente y antirrobo previnieron algún cambio de dueño no deseado, pero no impidieron un vuelco al corazón cuando en un paseo (andando) encontramos en la otra punta del barrio un coche del mismo modelo, color y letras de matrícula. Un análisis más detenido de una pegatina similar en la misma ubicación y los números de la matrícula llevaron a la conclusión de que se trataba de otro coche diferente.

El 106 también se aficionó a distintos recorridos por la Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón y alrededores. En uno de ellos resultó bautizado por el primer vómito in itinere del segundo bisnieto del dueño original. Visitas comerciales y técnicas a distintos polígonos industriales de la geografía nacional, viajes de vacaciones, testigo de alguna que otra boda, prisas para llegar a tiempo a un curso en Pozuelo y otras batallas inconfesables completan un curriculum que incluye la recuperación del siniestro total que llevaría a cambiar su titularidad. ¡Menudo susto se llevó la abuela cuando llamó la policía para decir que habían encontrado el coche accidentado! Mientras el nieto, en casa, ignoraba que alguien, dado a la fuga sin dejar rastro, había empotrado el 106 contra el que estaba aparcado delante, reventando y destrozando una rueda contra el bordillo… gastos en el límite de lo que el seguro a todo riesgo estaba dispuesto a cubrir. Después de aquello quedó a terceros con asistencia en carretera.

Y menos mal, porque llegamos a la visita a Tejera Negra. La segunda para el 106. En esta ocasión excursión completa: Hayedo y pueblos negros. Kilómetros de curvas con resultado fatal. Allí, en Majaelrayo, donde hace mucho que no llega nadie, se le vio circular por última vez. Quise arrancarlo de su plácido descanso en la plaza del pueblo (casualmente captado en la imagen que ilustra esta entrada), pero se negó en rotundo. Un pequeño amago me animó a intentarlo en caliente, bajando la que sería su última cuesta. Pero ni por esas, la técnica aprendida con el BX y puesta en práctica en reiteradas ocasiones no dio resultado esta vez. Con ayuda de unos voluntariosos paisanos hubo que arrinconar el 106 en la cuneta y llamar a la grúa. El ágil protocolo del seguro nos tuvo allí velando al coche hora y media hasta que vinieron a por él. Y otras dos más compartiendo batallas con los personajes locales hasta que, finalmente, llegó el taxi que nos devolvería a casa, a eso de la 1:30 de la madrugada. Podría haber sido peor, porque el de la grúa no sabía que tenía que confirmar la carga del coche como paso clave para autorizar la salida del taxi. En cualquier caso agradecido de poder contarlo como una anécdota más.

La triste noticia llegó dos días después, cuando, ya en el taller de confianza, nos diagnosticaron el final de su vida útil: avería que no merece la pena arreglar por el coste que supone en relación a la antigüedad y el valor del coche. Sin contar el raspón de chapa y pintura sin arreglar que luce en un costado desde hace unos meses, el retrovisor que algún gracioso dejó colgando hace unas semanas (precariamente pegado y fijado con cinta adhesiva), la ITV que inexorablemente tocaba pasar en breve o la carencia de algún que otro elemento de seguridad pasiva (reposacabezas, obligatorios de un tiempo a esta parte) que me inquieta cada vez que alguien viaja en la parte de atrás.

La cuestión ahora es buscarle un sustituto. Sí, es cierto que el viejo automóvil se lleva muchas historias, pero como ocurriera con el cambio del BX al 106, otras nuevas están por llegar. ¿Serán en un híbrido? ¿tienen que ocurrir en un coche en propiedad o es momento de probar nuevas formas de uso de vehículo? ¿merece la pena comprar o el alquiler puede solucionar mis necesidad de automóvil? ¿qué hay del coche compartido?

Lo meditaremos en frío. Ustedes, ¿qué opinan?

Conama14: empieza a perfilarse

Ya tenemos conocimiento del lema y del primer esbozo del programa de la 12ª edición del “Congreso Nacional de Medioambiente”, CONAMA14 que bajo el lema “Economía baja en carbono” se celebrará en Madrid del 24 al 27 de noviembre.

Este avance del programa recoge las actividades propuestas por la “Fundación CONAMA” y será completada por las actividades de los patrocinadores y las que proponga el tercer sector. También están definidas las diez claves sobre las que girará el congreso en general y los ejes secundarios para las actividades, bien con sesiones técnicas bien con grupos de trabajo que generaran un documento de conclusiones.

EjesCONAMA14

Los 9 ejes Imagen “Fundación CONAMA”

Hasta el momento en el CONAMA14 complete su programa (no aparece pero sabemos que habrá grupo de trabajo sobre redes sociales), mi atención estará enfocada en los ejes 1, 2 y 3: “Energía, eficiencia y cambio climático””Movilidad y transporte” y “Renovación urbana y edificación”.

De entre todas las actividades que me llaman la atención como “Adaptación al cambio climático”, “Planes de movilidad al trabajo”, “Desarrollo urbano sostenible” o “Smartcities. La inteligencia al servicio de la ciudadanía” hay un grupo de trabajo que me llama la atención, lo han nombrado simplemente “Bicicleta” (no fastidies, Txema, ¿de verdad?). Además tengo la espinita clavada del CONAMA12 donde no pude asistir a ninguna actividad relacionada con la movilidad.

No sé si podré empalmar mi cuarto CONAMA, lo veo complicado tal como está mi situación laboral pero de aquí a noviembre hay tiempo, mucho tiempo.

La entrada Conama14: empieza a perfilarse aparece primero en 1/4 de ambiente.